¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

La soberbia de Ferrari vale un título

1

Fernando Alonso luchó hasta la mismísima línea de meta, pero en vano. Una estrategia errónea lo condenaron incluso desde el sábado. Toca reflexionar y hacer mejor las cosas la próxia vez.

Han pasados dos días desde la coronación de Sebastian Vettel como nuevo campeón del mundo, además, como el más joven de la historia en hacerlo, arrebatándole así a Lewis Hamilton este récord de precocidad.

Más de tres décadas pasaron desde que en 2005, una joven promesa, batiera ese récord, el cual sustentaba hasta entonces y desde 1972, el brasileño Emerson Fittipaldi, como Fernando Alonso, bicampeón del mundo y uno de los grandes del deporte. Pero en estos últimos cinco años otros dos pilotos más, Hamilton y ahora Vettel, vuelven a batir este recórd, lo cual demuestra que cada vez hay más jóvenes promesas por las que se apuesta en las categorías inferiores, y por lo tanto, llegan antes a la Fórmula 1.

Sebastian Vettel, culmina la temporada casi como lo hizo Kimi Raikkönen en 2007, uno de los pilotos que luchaban por el mundial, pero que de los 3 de aquel entonces, era quien menos posibilidades tenía.

Y ése ha sido el gran error de Ferrari, a pesar de que ahora se estén buscando excusas y jueces para justificar la temprana parada en boxes de Fernando Alonso, condenándole, de este modo a perder 2 posiciones, más una en las últimas vueltas, la de Robert Kubica. Y es que en Ferrari se preocuparon tanto por defender, que se olvidaron que había un muchacho delante que nada tenía que perder y sí mucho que ganar, y simplemente se dedicó a hacer su carrera, y de este modo, ganar su primer mundial.

Pero ya empezaron a condenar a Fernando desde antes de la crono, configurando un coche que solo tendría que defenderse, sin tener en cuenta que, a lo mejor, se daban circunstancias en la carrera, por las que Fernando tendría que adelantar. Y se dieron, además que un coche de seguridad, que salió en la primera vuelta, tampoco estaba previsto en los planes de Ferrari, planes que deberían de haber barajado todo tipo de posibilidades, ya que con una parrilla de 24 coches, y hasta cuatro pilotos luchando por el mundial, no basta con usar la calculadora, o defenderte solo de tu rival más fuerte, que en este caso, era Mark Webber, a 8 puntos del asturiano.

El muro de Ferrari, no supo estar a la altura en el momento necesario, y a pesar de que son humanos, también son profesionales, y por mucho que hubiera un Toro Rosso taponando a Webber, en el momento en el que el australiano hizo su primera parada en boxes tan temprana, motivada además por un golpe y un posible coche tocado después del mismo, quien se convertiría en su rival a batir, era Sebastian Vettel.

Y es que en esos momentos, en los que Mark Webber salía en tráfico, Felipe Massa salía detrás de Webber y Alonso salió justo por delante del australiano, hasta Hamilton, prácticamente desahuciado de la lucha, a la espera de un milagro que no llegó, pasó a tener más posibilidades que estos dos últimos, primero y segundo del mundial hasta esa carrera.

Debieron de tener en cuenta lo difícil que era adelantar en ese circuito, hasta para un bicampeón del mundo y piloto de la talla de Fernando Alonso. Pero ante todo, no debieron de subestimar a sus rivales, ya que se empeñaron en centrarse en uno solo. Tal vez esa soberbia les haya costado el título, pues soperaron todo menos lo más importante: que no luchaban contra uno solo.

Pero a lo largo de la temporada, e incluso el año pasado, ya hemos visto cómo el muro de Ferrari se equivocaba y tomaba decisiones incorrectas ante situaciones evitables, y será algo que deberán de mejorar, ya que el año que viene promete más competitividad, si cabe. Y ellos, la Scuderia más longeva del campeonato, deberían de saber cómo afrontar ciertas situaciones, para las cuales no supieron estar a la altura en Abu Dhabi. En 2011 el rival a batir será Red Bull, a pesar de que solo haya completado seis temporadas y no tenga la experiencia de otros grandes.

Noticias relacionadas

La soberbia de Ferrari vale un título
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto