¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Marko: "Key tendrá que esperar mucho tiempo antes de trabajar para McLaren"

El comunicado prematuro de McLaren sobre James Key ha tensado la relación que mantienen los máximos responsables de Red Bull con los británicos.

Ahora Norris se establece como la pieza clave en la llegada del director técnico a la formación de Woking.

El enfado del núcleo interno de Red Bull con la estructura de McLaren tras el anuncio del fichaje de James Key como director técnico por parte de los de Woking es manifiesto: Toro Rosso publicó un tweet breves instantes después de dicha publicación, asegurando que el responsable británico estaba atado a los de Faenza, suscitando la consecuente polémica.

Los de Milton Keynes tampoco han encajado esta noticia de buen agrado, con sus dirigentes afirmando que el hecho de que McLaren realizase un comunicado tan prematuro no hace sino dañar la imagen de la escudería de la bebida energética y la colaboración que mantiene con su personal.

“Tenemos un contrato multianual con James Key”, confesó Helmut Marko. “Zak Brown nos preguntó si le liberaríamos de este contrato antes de lo esperado, y cuando aún estábamos negociándolo, de repente, leímos en la prensa que McLaren había fichado a James Key.

El mandatario de Red Bull aseveró que “el señor Key tendrá que esperar un largo periodo de tiempo antes de que pueda trabajar para McLaren” tras un anuncio excesivamente tempranero, una reacción que se erige como una especie de castigo a los británicos, algo que tensa sobremanera la relación entre ambas partes antes incluso de que el traspaso se haya realizado siquiera.

Negociamos con McLaren a puerta cerrada y, de repente, descubrimos en los periódicos que no querían desprenderse de Norris

“Ocurrió lo mismo con Lando Norris”, reconoció Marko. El austriaco, responsable del programa de jóvenes talentos de Red Bull, denuncia que McLaren ha acudido a la prensa en más de una ocasión cuando mantenían un acuerdo en privado, un pacto que debería haber quedado oculto que, sin embargo, ha salido a la luz. “Negociamos con McLaren a puerta cerrada y, de repente, descubrimos en los periódicos que no querían desprenderse de él”.

Marko ha dado a conocer su indignación con la forma de proceder de McLaren en ambas ocasiones, unas conversaciones que se han hecho públicas sin el consentimiento de Red Bull. La llegada de Key queda ahora, hasta nuevo aviso por parte de ambos bandos, en el aire hasta que se establezca el tiempo que éste debe permanecer distanciado de la Fórmula 1 y los equipos implicados coincidan en sus posturas.

Fotos: Red Bull Content Pool

Fuente: Auto Motor und Sport

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto