¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    McLaren ve excesiva la guerra de insultos entre Mercedes y Red Bull

    McLaren ve excesiva la guerra de insultos entre Mercedes y Red Bull
    Wolff y Horner, a rifirrafe estrambótico por encuentro ante la prensa.Red Bull Content Pool
    Juan Muñoz
    Juan Muñoz4 min. lectura

    La historia de la Fórmula 1 está plagada de rivalidades trascendentales que han ido más allá de lo meramente deportivo, si bien lo que han desatado Wolff y Horner no es el modo correcto de actuar según Andreas Seidl.

    La guerra en la pista entre Max Verstappen y Lewis Hamilton hace ya tiempo que se sincronizó con la batalla paralela entre Red Bull y Mercedes en los despachos. Pero... ¿Cuándo comenzó todo?

    Las tiranteces habían sido latentes desde principios de temporada, cuando los de Toto Wolff proclamaron a los cuatro vientos que la FIA había ideado un cambio en el reglamento por y para perjudicarles en exclusiva, con los comandados por Christian Horner apuntando al alerón delantero de Mercedes como ilegal antes de señalar el posterior en la historia reciente de esta pugna.

    La gestión de un equipo radica en el respeto por todos y cada uno de los integrantes del mismo, así como de los de los rivales, según Seidl.

    No obstante, lo cierto es que en el pasado Gran Premio de Brasil terminó por destaparse el tarro de las esencias, con un Wolff que llegó a reconocer que la FIA le da «risa» al no sancionar a Verstappen por una maniobra contra su pupilo que estuvo a punto de dejar a ambos fuera de juego antes de tiempo, el principio de una controversia que a día de hoy no ha tenido fin.

    Otro nivel

    Declaraciones incendiarias de este calibre aparte, todo volvió a adquirir un nuevo tinte dramático cuando Horner tildó de «insolente» a un comisario en Qatar por señalar con dobles banderas amarillas un incidente que derivó en una sanción de 5 segundos para Verstappen, destrozando así por completo cualquier intento de batallar con Hamilton en Losail.

    En McLaren consideran que este comportamiento es indigno de un equipo de Fórmula 1, algo totalmente fuera de lugar. «Si te fijas en todo lo que está ocurriendo actualmente, está claro, obviamente, que hay mucho en juego», comenzó analizando Andreas Seidl, máximo responsable de la formación papaya en los circuitos.

    Marko y Horner acostumbran a realizar comentarios agresivos sobre cualquiera que se interponga en su camino.

    «Es diferente en las batallas de los que estamos más atrás. Evidentemente es genial hasta cierto punto para los aficionados y el espectáculo, porque al final también debe ser entretenimiento, pero definitivamente creo que algunos de los comentarios que hemos visto en las últimas semanas no son algo que podría imaginar viniendo de nosotros en una situación así», agregó Seidl.

    Respeto en cualquier caso

    «Creo que es muy importante, y no importa si estás peleando por victorias o si eres el último, que siempre mantengas el respeto por los rivales, por la FIA, por la Fórmula 1. Estamos en esto juntos, es relevante que haya respeto por los voluntarios que nos ayudan, al fin y al cabo, a llevar adelante los fines de semana de carreras», concluyó.

    La tensión del momento fue el factor mitigante que alegó Horner en su momento, una circunstancia que para Michael Masi no es legítima de ninguna de las maneras, abogando así por una fórmula en la que la deferencia por los voluntarios es primordial.

    «Me parece que no se debe atacar a ninguna persona, especialmente cuando contamos con miles de comisarios voluntarios en todo el mundo que dedican una enorme cantidad de tiempo. Sin ellos, este deporte que todo el mundo lleva en el corazón no sería posible. Defenderé a cualquier voluntario de cualquier circuito, eso no es aceptable», afirmó Masi.

    Fuente: Autosport