¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    McLaren intensifica su crítica hacia Ferrari y Red Bull: «Están jugando con fuego»

    McLaren intensifica su crítica hacia Ferrari y Red Bull: «Están jugando con fuego»
    Zak Brown y Andreas Seidl, máximos responsables de McLaren.McLaren Racing
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    La negativa de Ferrari y Red Bull a reducir aún más el límite presupuestario está enfadando a algunos equipos rivales.

    Zak Brown considera que estos dos equipos están arriesgando su propio beneficio al no considerar la situación global.

    Ya lo desveló recientemente y ha vuelto a insistir en ello: Zak Brown considera que Ferrari y Red Bull están actuando de manera egoísta y poco inteligente al negarse a rebajar aún más un límite presupuestario que en 2021 será como máximo de 150 millones de dólares.

    La crisis financiera provocada por el coronavirus está dañando notablemente a los equipos de la Fórmula 1, por lo que se acordó la rebaja de 175 a 150 millones, cifra que muchas formaciones de la parrilla no alcanzan ni siquiera este año, cuando aún no se ha implementado límite alguno.

    Por tanto, McLaren y otros equipos abogan por reducir la cifra máxima a 125 millones de dólares, pero Ferrari y Red Bull se niegan argumentando que los equipos que suministran motores y otras piezas al resto deben asumir un coste de diseño, desarrollo y fabricación de dichas piezas que con el límite tan bajo no les permitiría margen de maniobra, mientras sus clientes sólo tienen que comprarlas, evitando así gastos de recursos y personal. El caso más evidente es el de Haas, que compra a Ferrari todo excepto el monocasco y la aerodinámica para reducir su plantilla al mínimo y no tener que invertir en instalaciones y maquinaria.

    «Si continúan manteniendo un deporte insostenible van a competir contra ellos mismos»

    En cualquier caso, Zak Brown insiste en que estos dos equipos necesitan al resto para participar en un campeonato atractivo y rentable. «Sin diez equipos o al menos nueve, realmente no tienes F1. Un par de equipos deben tener mucho cuidado (Ferrari y Red Bull), porque creo que están jugando con fuego, por así decirlo. Se necesita una parrilla completa para tener competición, por lo que si continúan manteniendo un deporte insostenible y un par de equipos pierden interés o financieramente no pueden participar más, van a competir contra ellos mismos. Y eso no va a funcionar», señala en declaraciones a Sky Sports.

    Ante la pregunta de a qué equipos se refería, el CEO de McLaren Racing no quiso especificar, aunque puntualizó que Mercedes está siendo muy razonable. «Estamos hablando de un par de equipos, Daimler (empresa matriz de Mercedes-Benz) creo que está haciendo un excelente trabajo reconociendo la situación en la que estamos. Así que puedes deducir quiénes son los otros equipos. Es una gran plataforma de marketing para esos dos equipos, así que entiendo por qué quieren mantener el equilibrio fiscal actual, pero en el deporte quieres pensar que todos pueden pelear de manera justa y que gane el mejor equipo».

    Cuestión de confianza

    En opinión de Zak Brown, el problema que tienen Ferrari y Red Bull es el temor a verse obligados a competir con presupuestos con los que otros como McLaren, Racing Point o Alfa Romeo llevan años manejándose.

    «Creo que necesitan tener confianza. Es como un peso pesado que sólo quiere pelear con pesos medios», ejemplifica el estadounidense. «Son grandes equipos, deberían estar preparados para luchar contra todos en términos más equilibrados y creo que eso es lo que los aficionados quieren».

    Para ilustrar su argumento, Zak Brown pone como ejemplo un campeonato en el que el chasis es igual para todos los participantes y sólo hay dos motores a elegir. «Si nos fijamos en las carreras de IndyCar, Roger Penske tiene el mismo coche que cualquier otro equipo, tiene uno de los dos motores y gana la mayor parte del tiempo. Sigo pensando que los equipos más grandes y mejores, las marcas más grandes, van a atraer a los mejores pilotos, a los mejores ingenieros. Pero, en este momento, la brecha entre el cabeza y la cola es de segundos, mientras en la IndyCar es décimas», concluye.

    Fuente: Sky Sports / Fotos: McLaren Racing