¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes tiró la piedra… y ahora esconde la mano: otro lío más con Red Bull

    Mercedes tiró la piedra… y ahora esconde la mano: otro lío más con Red Bull
    Toto Wolff, director de Mercedes AMG F1.
    David Plaza
    David Plaza5 min. lectura

    Lewis Hamilton y Toto Wolff han estado poniendo el foco mediático sobre el motor Honda y su potencia en las últimas semanas, insinuando que la segunda unidad contaba con mejoras teóricamente no permitidas. Max Verstappen ha respondido y Wolff echa balones fuera.

    La lucha política y mediática entre Mercedes y Red Bull va camino de dejar en una broma la deportiva, pues desde que quedó claro que ambos equipos cuentan con un nivel similar y que deberán ganarse el derecho a ser campeones con cada gota de esfuerzo, han emprendido una intensa batalla por intentar minar la moral y el rendimiento de su oponente.

    Lo hemos visto con el asunto de los alerones flexibles, con el de la presión de los neumáticos y con el de las paradas en boxes. Ahora le toca el turno al de los motores. Más concretamente, el de Honda, pues la marca japonesa introdujo en el pasado Gran Premio de Francia la segunda unidad del año en los monoplazas de Red Bull Racing y AlphaTauri.

    «La próxima vez voy a traer una impresión de la diferencia del alerón trasero»

    La cuestión es que este año el desarrollo de los motores ha quedado ya congelado y únicamente se pueden realizar modificaciones con la fiabilidad y/o la reducción de costes como justificación, y siempre bajo supervisión de la FIA.

    En Paul Ricard, Lewis Hamilton afirmó que Red Bull les estaba ganando claramente en las rectas, algo curioso teniendo en cuenta que en teoría no se podían introducir mejoras en el motor. De igual modo, Toto Wolff señaló que Honda había dado «un enorme paso adelante con la unidad de potencia».

    La respuesta de Max Verstappen

    Esto ha provocado la frustración de Max Verstappen ante los periodistas cuando fue preguntado por ello, señalando que «siempre hemos sido bastante buenos en altitud, pero creo que la próxima vez voy a traer una impresión de la diferencia del alerón trasero y luego se la voy a entregar a todos los periodistas».

    «Recibo estas preguntas ahora, que somos muy rápidos en la recta. Sí, lo somos, pero mira nuestro alerón trasero, no creo que sea exactamente lo mismo», reiteró el neerlandés, que alude a la menor carga aerodinámica del alerón trasero de Red Bull en relación al de Mercedes.

    Max Verstappen argumenta que el alerón trasero de Red Bull genera mucho menos drag y carga que el de Mercedes.

    «Sin duda, Honda hizo un gran trabajo en comparación con el año pasado, desde nuestro primer motor hasta el que tenemos en el coche ahora. Se trata de fiabilidad, mejoras y ninguna ventaja clara en la potencia pura, así que voy a encender mi impresora la próxima vez y voy a entregaros algunas fotos», finalizó Verstappen.

    Wolff, sarcástico

    Posteriormente, Toto Wolff respondió igualmente a su oponente en la pista, queriendo descargar responsabilidad sobre sí mismo en relación a lo ocurrido.

    «Estoy realmente sorprendido de que los chicos de Red Bull sigan protestando tanto con la historia de la unidad de potencia. Eso es un poco raro», señaló antes de enumerar la reglamentación en relación a los motores.

    «Las reglas son muy claras. Está homologado, se pueden encontrar soluciones de fiabilidad, y ya está. Obviamente hay ciertas cosas que puedes solucionar, pero tienes tus tokens y debes usarlos, eso es todo. Así que no debería haber ninguna ventaja de potencia como tal», apuntó el director de Mercedes.

    «Siempre es una interacción entre una unidad de potencia fuerte, mucha carga aerodinámica y hacer que los neumáticos funcionen. Y creo que simplemente están haciendo un muy buen trabajo. Ya lo hemos visto en (Paul) Ricard, donde pudieron correr con un ala más pequeña sin perder mucho en el tramo sinuoso. Así que, en general, es un conjunto muy fuerte», concluyó un Toto Wolff que ahora parece no entender cómo surgió la polémica.

    Fotos: Red Bull Content Pool | Mercedes AMG