¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    [Galería] Mick Schumacher prueba el coche con el que debutó su padre: el Jordan 191

    5
    La publicidad de aquellos años hace muy reconocible al Jordan 191.Haas

    Después de subirse al último monoplaza con el que su padre marcó una época en el deporte, haciéndose con su último título antes de la llegada de Fernando Alonso, Mick Schumacher sonríe de nuevo al calzarse los zapatos de un heptacampeón.

    El comienzo de una nueva era en la Fórmula 1. Desde de que Juan Manuel Fangio se hiciese con su quinto y último título en 1957, un hito al que sólo Alain Prost se pudo aproximar con cuatro en su cuenta personal, ningún piloto fue capaz de batir el récord que hasta entonces había establecido el argentino.

    Fue entonces cuando un tal Michael Schumacher, el hombre que haría que la categoría reina del automovilismo fuese conocida a nivel mundial, alcanzó la gloria hasta en 7 ocasiones: con Benetton por duplicado en el '94 y el '95 y, cinco años después, los cinco títulos con Ferrari que le metieron de lleno en el Olimpo de los pilotos del 'Gran Circo'.

    Habrá que esperar a septiembre para poder escuchar el inolvidable sonido de los monoplazas de los años '90.

    Su andadura comenzó en 1991 a los mandos de un Jordan, el modelo 191, de una forma poco común: Bertrand Gachot, piloto habitual del equipo en dicha temporada, fue encarcelado por asaltar a un taxista en Londres, por lo que Eddie Jordan pensó en él como sustituto ideal... y no se equivocó. 7º en clasificación después de apenas haber probado un monoplaza, cuatro puestos por delante de su nuevo compañero de equipo, ante la grada del GP de Bélgica.

    Un fallo en el embrague tiró por tierra el domingo todo lo logrado hasta entonces, pero el coche quedó para el recuerdo tras dicha hazaña. A punto de cumplirse 30 años de ello, la televisión alemana ha hecho posible que su hijo Mick Schumacher haya podido subirse a él con la intención de grabar un reportaje que se emitirá cuando la Fórmula 1 visite Spa-Francorchamps después del parón veraniego.

    El circuito de Silverstone ha sido el elegido dos días después del Gran Premio, por lo que Mick ha tenido que compartir pista con los equipos que se encontraban probando las Pirelli de 2022 de 18". Aun tratándose del parón para el almuerzo, Sebastian Vettel no pudo resistirse y se acercó a ver de cerca el mítico monoplaza, prosiguiendo su tutelaje con la joven promesa a bordo del coche que desembocó en la Aston Martin que conocemos a día de hoy.

    [Galería] Mick Schumacher prueba el coche con el que debutó su padre: el Jordan 191