¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Nasr: el noveno de Brasil "no fue cuestión de suerte, lo logramos por mérito"

    El piloto brasileño defiende la legitimidad deportiva del noveno puesto obtenido en Interlagos.

    "Cuando tienes un coche con el que sabes qué es lo que puedes pelear, las carreras fluyen de forma más sencilla".

    Con su asiento en duda, justifica su rendimiento argumentando que mostró "mucho potencial" cuando tuvo oportunidad.

    La segunda temporada de Felipe Nasr en la Fórmula 1 ha estado lejos de lo que tanto él como Sauber esperaban. Tras sumar 27 puntos en 2015 y destacar en algunas rondas, su 2016 ha sido bastante discreto, en especial si se compara con el de su compañero Marcus Ericsson. Sin embargo, fue el propio Nasr el que sumó en Brasil los dos puntos que permitieron a su equipo batir a Manor en la clasificación de constructores, esquivar el último lugar y recibir una cuantiosa suma de dinero extra por ello.

    Nasr supo sacar partido de una carrera caótica para acabar en la novena posición en casa, mientras el Manor de Esteban Ocon se caía de los puntos en los últimos giros. Este resultado, no obstante, no garantiza su presencia en la parrilla el año próximo, menos aún después de que Banco do Brasil, su principal apoyo económico, haya decidido dejar de patrocinarle.

    Nasr defiende que los puntos obtenidos en Interlagos no fueron fruto de una anomalía, si no que reflejaron el trabajo del equipo: "En Brasil tuvimos las condiciones más extremas, así que no fue cuestión de suerte, ni de cosas que nos ayudasen. Fue un hecho que lo logramos por mérito, y yo estaba ahí para conseguir esos dos puntos. Sabemos cuanto valen, y como piloto siento que en esos dos años he hecho mucho cuando surgió la oportunidad".

    Oportunidades que surgieron de forma muy escasa en una Sauber que peleaba por salir del pozo enfrentándose a Haas y Renault en algunos Grandes Premios, y escoltando a los Manor en otros. Los tremendos apuros económicos que el equipo suizo atravesó hasta su adquisición por parte de Longbow Finance se reflejaron con claridad en la pista, y Nasr así lo explica:

    "Cuando tienes un coche con el que sabes qué es lo que puedes pelear, las carreras fluyen de forma más sencilla. He visto las dos caras de la moneda: mi primer año en Fórmula 1 fue fantástico, pude aprovechar muchas de las oportunidades que tuve y demostrar mucho. El segundo año ha sido mucho más desafiante, teniendo en cuenta que los recursos en el equipo eran muy pocos. Las cosas sólo fueron a mejor a mitad de año".

    El piloto brasileño considera que, a pesar de los problemas y de la tardanza en implementar las mejoras aerodinámicas, fue capaz de destacar y "mostrar mucho potencial" en momentos puntuales, "como Austria, donde estuvimos rodando en el top 10, la clasificación de Budapest o la carrera de Silverstone; y en Bakú, que era nuevo para todos, tuvimos una carrera fantástica".

    Fotos: Sauber