¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Paz entre Wolff y Horner? El de Red Bull no está dispuesto a pasar página

    ¿Paz entre Wolff y Horner? El de Red Bull no está dispuesto a pasar página
    El apretón de manos previo a la final de Abu Dhabi supuso un gesto de paz efímero.Red Bull Content Pool
    David Plaza
    David Plaza8 min. lectura

    La rivalidad entre Mercedes y Red Bull se ha intensificado de manera notable en los últimos meses hasta el punto de convertirse en algo personal entre Toto Wolff y Christian Horner. Este último ha hablado de todo ello.

    Lo sucedido en el Gran Premio de Abu Dhabi de 2021 no hizo sino intensificar una rivalidad deportiva que con el tiempo acabó convirtiéndose en personal entre muchos miembros de Mercedes y Red Bull.

    Los enfrentamientos dialécticos entre sus dos directores, Toto Wolff y Christian Horner, son un claro ejemplo de ello e incluso han acabado convirtiéndose en protagonistas de la cuarta temporada de Drive to Survive. Incluso por encima de Lewis Hamilton y Max Verstappen.

    «No estoy viviendo como un exiliado fiscal en Mónaco, dirigiendo un equipo de forma remota»

    Pero, tras reconocer Toto Wolff que se excedió en su enfrentamiento con Horner, este no parece haber captado el mensaje y no tiene intención de adoptar un perfil más discreto. Muestra de ello es el análisis que ha hecho de su homólogo en Mercedes, así como del propio equipo anglo-germano.

    A Wolff le mueve el dinero

    «Somos muy diferentes. Si no estoy en la pista, estoy en la fábrica. No estoy viviendo como un exiliado fiscal en Mónaco, dirigiendo un equipo de forma remota. Soy práctico. Mi diario está lleno desde el momento en que llego hasta el momento en que me voy, lidiando con problemas dentro del equipo. Tengo una política de puertas abiertas».

    «Toto viene de un entorno muy diferente. Tiene experiencia financiera y está muy motivado por lo que dice el balance. Los resultados dictan ese rendimiento. ¿Comparte la misma pasión que un corredor? Ni idea. ¿Estará aquí dentro de 10 años o habrá cobrado y estará en su súper yate? Ni idea».

    Rivalidad personal

    «Mi relación con Toto es... ya sabes, es profesional. No es el tipo de persona con la que voy a ir a cenar o pasar tiempo privado, pero tengo respeto por lo que ha hecho y lo que ha logrado. Por supuesto, en lo que a mí respecta, 2021 está hecho y terminado. Ahora todo se trata de 2022. ¿Será el principal oponente este año? Ni idea».

    «¿Me gusta? No tengo ningún problema personal con Toto. Es el tipo de persona que muerde con bastante facilidad, por lo que siempre es divertido darle cuerda un poco. Pero no es un mal tipo, eso es seguro».

    Abu Dhabi

    «En cuanto a la idea de que el resultado fue influenciado por la necesidad de entretenimiento sobre el deporte, no estoy de acuerdo con eso».

    «Sentí que lo que estaba sucediendo por detrás durante el período navideño era un poco solapado. La presión que se le puso a la FIA, el posicionamiento, la presión que se le puso al director de carrera para tratar de desacreditar lo que habíamos logrado».

    «Hubo una campaña concertada por parte de nuestros rivales para desacreditar nuestro logro, incluso hasta el punto de la entrega de premios de la FIA, y es una táctica que también ha sido empleada por Mercedes en otros campeonatos».

    «La realidad fue que Michael Masi no rompió sus propias reglas. Mercedes tenía las mismas opciones estratégicas disponibles que nosotros, cometieron un error estratégico al no parar a Lewis con el coche de seguridad virtual, pero luego esperar que pudiera defenderse con neumáticos de 44 vueltas. Quedó expuesto masivamente por el equipo, que eligió dejarlo fuera a pesar del hecho de que estaba (Lewis) cuestionando esa llamada. La cortina de humo se colocó en el director de carrera en lugar del error que Mercedes cometió estratégicamente».

    La narrativa de Mercedes

    «Las diferencias fundamentales son que Mercedes es un equipo que ha evolucionado a lo largo de los años y ha crecido a tal escala que es una máquina muy bien engrasada en todas sus funciones en la pista, fuera de la pista, política y mediáticamente, mientras que nosotros hemos conservado la esencia de un equipo de carreras».

    «Cuando te presentas en nuestra fábrica en Milton Keynes, tu único propósito es trabajar para que el equipo de carreras mejore el coche y logre los mejores resultados que posibles. Tienes que estar preparado para moverte rápidamente y tienes que ser capaz de reaccionar rápidamente, no tener miedo de hablar, no tener miedo de decir lo que piensas».

    Red Bull no tiene ninguna intención de dejarse amedrentar por Mercedes.

    «Somos un poco más inconformistas que cualquier otro equipo y es por eso que Mercedes no ha podido controlarnos. Ya sea a través del suministro de motores o pilotos, Mercedes lo ha hecho con casi todos los demás equipos en los últimos años. Ha habido un elemento de influencia. No hay esa influencia con Red Bull y eso nos convierte en un competidor muy peligroso».

    «Esa incapacidad para controlarnos está en el corazón de la tensión entre nosotros. Son un grupo muy controlador. Ese es el mantra de Toto. De repente, estamos jugando en su patio trasero con el motor también. ¿Cómo puede una empresa de bebidas energéticas construir un chasis que se enfrente y supere a Mercedes, Ferrari, Renault, McLaren? Se siente muy incómodo».

    «Ahora que estamos gestionando la unidad de potencia y atrayendo a algunos de los mejores talentos del negocio, es aún peor. ¿Cómo puede Red Bull producir un motor competitivo? Ese es nuestro objetivo».

    Lewis Hamilton

    «Lewis y yo hemos tenido un par de conversaciones a lo largo de los años. De 2010 a 2013, tenía muchas ganas de venir a pilotar para Red Bull. Teníamos a Sebastian en ese momento y haber tenido dos pilotos alfa no habría tenido sentido».

    «Niki Lauda estaba en Mercedes y estaba muy interesado en llevarse a Lewis y recuerdo que lo animé a hacerlo. Estábamos luchando contra McLaren y en 2012 tenían el coche más rápido y sentimos que Lewis en un McLaren sería más una amenaza que en un Mercedes».

    «Animé a Niki a gastar el dinero, ya que Lewis dudaba un poco. Sería justo decir que me salió el tiro por la culata. (Aunque) la sensación de logro de vencer a esta poderosa máquina de Mercedes con Lewis como parte de ella, fue enorme».

    Fuente: Daily Mail