¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Russell gana el GP de España virtual bajo la presión de Albon y Leclerc

    Primera victoria para el joven británico en la Fórmula 1 virtual.

    La 'pole position' del piloto de Williams le permitió partir desde una primera posición que no conservó por mucho tiempo en el inicio.

    Albon apostó por una estrategia significativamente diferente a ambos con una parada adicional que le hizo desaparecer de la ecuación.

    El primer 'doblete virtual' de la Fórmula 1 tras el GP de los Países Bajos llegó con el Gran Premio de España en el fin de semana en el que debería haberse celebrado la prueba real en el Circuit de Barcelona-Catalunya, una cita que deberá esperar si finalmente consigue hacerse un hueco en el nuevo calendario que la categoría reina del automovilismo deberá desvelar próximamente.

    Unos entrenamientos libres antes de que diese comienzo el fuego real en la sesión de clasificación dejaron a George Russell como una de las serias amenazas para la pole position. «George es muy muy rápido... Oh, Dios mío», no paraba de comentar Charles Leclerc sobre el británico. De hecho, el piloto de Williams fue el que arrancó marcando el ritmo con un 1:16.993, un crono que inquietó al de Ferrari a pesar de haber realizado él mismo un 1:16.7 instantes antes.

    Un accidente de Russell no le impidió al compañero de Nicholas Latifi confirmar estos pronósticos de su rival en la parrilla con un 1:16.737, el único en rebasar la barrera psicológica del 1:17 junto a Esteban Gutiérrez, éste en la segunda posición, lo que mandó a Leclerc a la tercera plaza.

    La salida sí que jugó una mala pasada a Russell, quien se vio adelantado tanto por Gutiérrez en primera instancia como por Leclerc justo después en la segunda curva, mientras que Alexander Albon se aupó hasta el tercer puesto al mismo tiempo. Tan sólo una vuelta bastó al #16 para volver a lo más alto de la tabla por delante de Gutiérrez en su Mercedes virtual. Fue entonces cuando Albon se deshizo de éste último para colocarse inmediatamente detrás de Leclerc, lo que hacía prever una intensa batalla una vez más.

    Un undercut del de Red Bull fue la estrategia a seguir, una táctica que le hizo reincorporarse alejado del top ten, lo que no iba a afectar a su moral. La parada de Leclerc en la vuelta 8 le hizo caer a la novena plaza, justo por delante de Russell, sí, pero por detrás de Albon. El factor del neumático duro para el monegasco y el medio para el anglo-tailandés iba a ser decisivo para el resto de la carrera, con una nueva parada de Albon en el horizonte.

    Los problemas técnicos para Norris se repitieron de nuevo y se vio obligado a darse por vencido al tanto que sus compañeros se batían el cobre en la pista. Una vez que todos los pilotos realizaron su primera parada, Albon quedó al frente con Leclerc a poco más de 5 segundos. El segundo paso de Albon por el pitlane le permitió salir con neumáticos duros en la séptima posición, a rebufo de Antonio Giovinazzi. El DRS permitió a Russell presionar a Leclerc después de que el de Ferrari aquejase un fallo en el videojuego que le hizo perder, según su opinión, al menos 3 segundos.

    No obstante, 3 segundos de penalización para Russell le hicieron perder cualquier esperanza de pelear por la victoria en esta ocasión, pero aun así el #63 fue a por el adelantamiento hasta colocarse primero. Pasadas y repasadas entre ambos se sucedieron hasta que Leclerc recibió la misma sanción que el de Williams, lo que otorgó el triunfo finalmente a Russell.