¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Sainz señala el punto débil del Ferrari SF21 y ya no tiene arreglo

    Carlos Sainz desearía un poco más de velocidad punta en su Ferrari.

    La temporada 2021 de Ferrari está siendo mucho más positiva que la anterior, pero el monoplaza de este año sigue contando con algunos puntos débiles en relación a sus directos competidores.

    En 2020, el Ferrari SF1000 adoleció de numerosos defectos, aunque el más llamativo y que más dio que hablar fue su motor, que tras la investigación y posterior acuerdo con la FIA se convirtió en el peor de la parrilla.

    Este año Ferrari ha recuperado gran parte del terreno perdido en potencia y velocidad punta, diseñando además un monoplaza con menos drag. Sin embargo, el SF21 sigue adoleciendo de falta de velocidad punta, algo que en Barcelona resultó decisivo para cortar la progresión de Carlos Sainz y que ya no tiene solución para este año a consecuencia de la limitación de desarrollo impuesta por la FIA.

    «Fuimos más rápidos que ellos, pero era muy difícil para nosotros superarlos»

    «Teníamos ritmo para terminar por delante de todos los coches con los que he estado luchando, Esteban (Ocon), Daniel (Ricciardo)», afirma el piloto español. «Fuimos más rápidos que ellos, pero era muy difícil para nosotros superarlos. Tenían mucha más velocidad punta y no pude intentar los adelantamientos. Es lo que pasa en Barcelona cuando no empiezas donde debes, que no terminas donde quieres».

    Carlos Sainz partía en la sexta posición, pero las cosas no fueron como esperaba en las primeras curvas y quedó atrapado detrás de monoplazas más lentos. «Lo que está claro es que todavía necesito mejorar y estar un poco más seguro con el sistema de arranque, la forma en que operamos y conseguimos la arrancada perfecta, aunque no creo que esa fuera la principal limitación».

    David Moreno resume el Gran Premio de España en vídeo.

    «La principal limitación fue el posicionamiento al entrar y salir de los rebufos y luego al quedarme encajonado detrás de Ocon en la curva 1 y perder bastantes posiciones con los coches del exterior», señala Carlos Sainz, que en McLaren era conocido por sus grandes salidas y por ganar posiciones en la primera vuelta de carrera.

    «En esto fui particularmente bueno en McLaren, siendo capaz de hacer todo el fin de semana perfecto y esto es lo que necesito para seguir mejorando a medida que avanzan las carreras, para rendir al más alto nivel», concluye un paciente Sainz.

    Siguiente parada, Gran Premio de Mónaco, en el que la clasificación y la primera vuelta serán más decisivas que nunca.

    Fuente: Racefans.net / Fotos: Scuderia Ferrari