¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    GP FranciaVerstappen no traga con Pirelli y hace una predicción… que se ha cumplido

    Max Verstappen no se cree las explicaciones de Pirelli.

    Los dos reventones de neumáticos ocurridos en Bakú han acrecentado las diferencias entre Pirelli y algunos pilotos y equipos. La marca italiana ha sugerido que algunos equipos no cumplen la normativa y Max Verstappen ha reaccionado enérgicamente.

    «La causa de los dos pinchazos en el Aston Martin y el Red Bull se debe a una rotura circunferencial en el flanco interior, lo que podría relacionarse con las condiciones de rodadura de ambos neumáticos, que podrían no haber seguido los parámetros de salida prescritos (presión mínima y temperatura máxima en las mantas)».

    Estas fueron las conclusiones de Pirelli tras analizar las causas de los reventones sufridos por Lance Stroll y Max Verstappen en Bakú. Explicaciones que no han gustado nada a los equipos implicados y que dejan muchas dudas entre los pilotos.

    «Dicen que no tenían las medidas correctas, pero se las dimos después de la carrera y se demostró que no hicimos nada malo»

    Y el más descontento con ello es el piloto neerlandés y actual líder del Mundial, que defiende la actuación de su equipo en todo momento. «Lo único que puedo decir es que creo que el equipo hizo todo como debería haberlo hecho. Quiero decir, siguieron todas las pautas con las presiones de los neumáticos y esas cosas».

    El piloto neerlandés aclara que Pirelli recibió toda la información relacionada con los sensores instalados en los neumáticos para demostrar que la presión mínima no había sido rebajada en ningún momento, pero la marca italiana parece haber hecho oídos sordos.

    «Explicaron que no tienen herramientas de medición durante la carrera», relata Verstappen. «Pero les dimos nuestras presiones de neumáticos y estaban dentro de los límites que establecieron. Si esos límites no son correctos, no hay nada que podamos hacer al respecto. Simplemente hacemos lo que es posible dentro de las reglas. Si eso significa que tenemos que subir en las presiones, lo haremos».

    «Dicen que no tenían las medidas correctas, pero se las dimos después de la carrera y se demostró que no hicimos nada malo. Y tampoco Aston Martin no hizo nada malo. Por lo tanto, no pueden echarnos la culpa a nosotros. Creo que tienen que mirarse a sí mismos. Estamos felices de ayudar, por supuesto, con todo», afirmó.

    La predicción

    Max Verstappen no se ha quedado ahí y durante la mañana del jueves predijo que Pirelli acabaría subiendo las presiones mínimas previstas para el Gran Premio de Francia con el objetivo de prevenir problemas con los neumáticos.

    «Seguro que subiremos las presiones aquí para este fin de semana», señaló. «En realidad estoy 100% seguro de que lo haremos. Probablemente tiene algo que ver con eso, lo que pasó en Bakú. Pero también sería bueno saber si estaba relacionado con la presión de los neumáticos. Eso sería un poco más fácil de entender que la explicación que obtuvimos hasta ahora porque el equipo no hizo nada malo».

    «Ya subieron de presión del viernes a sábado (en Bakú), eso significa algo, pero tal vez no fue suficiente. Van a subir las presiones aquí con seguridad. Y esperemos que sea suficiente».

    El lunes, Pirelli comunicó a los equipos que las presiones mínimas para la cita de Paul Ricard serían de 21 psi para los neumáticos delanteros y de 19,5 psi para los traseros. Este jueves por la tarde, esta última cifra se ha elevado hasta los 21,5 psi.

    Fuente: Racefans.net / Fotos: Red Bull Content Pool