¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    GP Bélgica[Vídeo] GP F1 Bélgica 1983: Prost gana en el estreno del nuevo Spa

    Trece años después, el Mundial de Fórmula 1 retornó en 1983 a Spa-Francorchamps, que estrenaba un nuevo trazado de “sólo” siete kilómetros. Alain Prost logró la segunda victoria del que sería su último año con Renault, tras beneficiarse de los problemas del Alfa Romeo de De Cesaris.

    Alain Prost, en el pasado GP de Mónaco con el RE-40 de su triunfo en Bélgica. Foto: Renault Sport

    La seguridad (más bien, la casi total falta de ella) de Spa-Francorchamps ya era una cuestión a debate desde hacía tiempo, pero fue en 1970 cuando cayó el telón sobre los 14 kilómetros del trazado original. El Gran Premio de Bélgica se alternó después entre Nivelles y Zolder entre 1972 y 1974 antes de asentarse en el último hasta 1982, una edición marcada por el fatal accidente de Gilles Villeneuve.

    Al año siguiente, el Mundial regresó a un Spa muy distinto. Se había eliminado el tramo que discurría por las poblaciones de Burnenville, Malmedy y Stavelot (con la temible ese de Masta Kink). Partiendo de Les Combes, en lo alto de la colina, arrancaba un nuevo tramo que descendía a través de once curvas de diverso tipo hasta enlazar con el antiguo trazado ya en la bajada hacia Blanchimont. Otra novedad fue la creación de una doble chicane, la “parada del autobús”, justo antes de la línea de salida.

    Allí llegó el Mundial un 22 de mayo para la sexta prueba de la temporada, con Nelson Piquet (Brabham-BMW) como líder, seguido a dos puntos por Alain Prost. El francés de Renault se hizo con la pole, por delante del Ferrari de Patrick Tambay y el Alfa Romeo de Andrea de Cesaris. Fueron necesarias dos salidas: en la primera, el starter no apreció los problemas en la parrilla de Marc Surer y Jacques Laffite a tiempo y encendió la luz roja. Al darse cuenta de la situación, pasó a naranja para abortar. Pero a los pilotos de entonces les bastaba un cambio de color para arrancar

    En la segunda salida, De Cesaris adelantó como una exhalación a Tambay y Prost. Poco a poco, su ventaja aumentó hasta llegar a los seis segundos. La primera victoria de la segunda época de Alfa Romeo en la Fórmula 1 se antojaba plausible. Pero un desastroso repostaje en la vuelta 19 hizo que Andrea perdiera segundos preciosos. Con las paradas de otros rivales, volvió a colocarse segundo en la vuelta 24, pero poco después el motor le dejaba tirado a la salida de Eau Rouge.

    Desde entonces, la carrera fue un paseo para Prost, que con su segundo triunfo del año arrebató el liderato a Piquet. Llegarían otras dos, Gran Bretaña y Austria, tras las cuales pareció tener el título en el bolsillo, pero en un desastroso final de temporada acabó cediendo ante el brasileño. Despedido por Renault tras sus críticas, regresó a McLaren, equipo con el que había debutado en 1980. Una decisión de la que no se arrepentiría

    Fotos: Renault Sport

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto