¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

GP Estados Unidos[Vídeo] GP F1 EE. UU. 1980: la gran ocasión perdida de Alfa Romeo

La de 1980 en Watkins Glen fue una carrera de despedidas: el mismo circuito, los campeones Jody Scheckter y Emerson Fitipaldi y la de Mario Andretti a Lotus. Pero también vivió la oportunidad perdida de Alfa Romeo de ganar un Gran Premio en su segunda etapa en la Fórmula 1.

El Alfa Romeo 179 de Bruno Giacomelli. Foto: Wikimedia Commons.

Alfa Romeo fue la gran protagonista en los albores del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. En 1950 y 1951 logró diez victorias en grandes premios y sendos títulos de pilotos para Nino Farina y Juan Manuel Fangio. Tras varios escarceos como suministrador de motores, regresó como constructor en 1979. Cinco carreras sirvieron de preparación para afrontar 1980 con el modelo 179 -un wing-car poco agradable a la vista- y Patrick Depailler y Bruno Giacomelli como pilotos.

No fue un año fácil. Antes de la última cita, el GP de los Estados Unidos Este, en Watkins Glen -que acogía su última carrera-, sendos quintos puestos de Giacomelli eran el único saldo positivo entre una multitud de abandonos. Y, entremedias, el mazazo de la muerte de Depailler mientras probaba en Hockenheim mediada la temporada. El mundial llegaba a la pista ubicada en el noroeste del estado de Nueva York decidido a favor de Alan Jones y Williams tras una larga pugna con Nelson Piquet (Brabham). Nadie esperaba que Giacomelli fuera a hacerse con la pole con casi ocho décimas sobre el brasileño.

El robusto italiano, apodado Jack O´Malley por el contingente británico, realizó una salida fulgurante y tras defenderse del acoso de Piquet en la primera vuelta comenzó a adquirir ventaja. Mientras Jones, que se había salido de la pista en la salida, remontaba desde el centro del grupo, las posiciones en cabeza se mantuvieron inalteradas hasta la vuelta 25, cuando Piquet se quedó fuera tras cometer un trompo en la curva 1. El camino hacia el triunfo parecía expedito para Giacomelli, pero sólo cinco giros después un fallo eléctrico le dejó tirado.

La carrera pasó a ser un monólogo de los Williams en el que al final Jones se impuso a Carlos Reutemann. El campeón en título, Jody Scheckter, que pocos días antes había sufrido en Canadá la humillación de no clasificarse con su Ferrari 312 T5, acabó en una triste undécima plaza en su adiós a la Fórmula 1. Peor le fue a otro que se despedía, Emerson Fittipaldi, que abandonó en la vuelta 15. El tercer campeón en liza, Mario Andretti, tuvo al menos la pequeña alegría de ser sexto -su único punto del año- en su última carrera con Lotus, el equipo de sus grandes éxitos.

Fotos: Wikimedia Commons

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto