Motor.es

La batería de sodio europea, puente hacia los coches eléctricos baratos, entra en producción y rinde tanto como una LFP

El fabricante sueco de baterías para aplicaciones de almacenamiento de energía y vehículos eléctricos ha confirmado oficialmente el comienzo de la producción de su nueva celda de iones de sodio, que pretende tomar el relevo de las omnipresentes químicas basadas en litio.

La batería de sodio europea, puente hacia los coches eléctricos baratos, entra en producción y rinde tanto como una LFP
Celda de iones de sodio de Northvolt.

4 min. lectura

Publicado: 22/11/2023 14:30

Northvolt es una de las empresas más relevantes a nivel mundial y punta de lanza de la tecnología europea en el sector de las baterías que tan dominado está por los asiáticos.

Ahora, la compañía sueca da un paso más al presentar oficialmente su nueva celda de iones de sodio, la primera fabricada en Europa. Esta ha sido pensada para sistemas de almacenamiento de energía, pero también para su aplicación en el transporte, especialmente los coches eléctricos.

Por qué una batería de sodio

En los últimos meses, las baterías de iones de sodio han ganado mucha popularidad por ser consideradas el puente hacia los vehículos eléctricos baratos.

Calcula ahora el precio de tu seguro de coche

¡Infórmate!

Esto se cimenta en varios aspectos, siendo el principal el hecho de que el sodio es un elemento muy abundante en la Tierra y también es barato de extraer, a diferencia del litio, el níquel, el cobalto o el grafito, tan necesarios en las baterías de iones de litio.

Al pertenecer al grupo de los metales alcalinos, el litio y el sodio contienen propiedades similares que permiten aprovechar las infraestructuras ya presentes en la fabricación de las baterías de litio. Todo ello hace que la batería de sodio sea mucho más barata de producir, lo que incide directamente en el precio final de los coches eléctricos que tanto dependen de los precios de las baterías que les proporcionan energía.

Sin embargo, lo que hasta ahora ha frenado la expansión de las baterías de sodio es la menor densidad energética que es capaz de ofrecer con respecto a las de litio. Esto ha hecho que, de momento, sólo se haya utilizado en vehículos de pequeño tamaño.

La batería de sodio de Northvolt

El nuevo producto de la empresa sueca promete conservar todos los beneficios de la batería de sodio, solucionando al mismo tiempo sus inconvenientes.

De hecho, la celda de Northvolt llega al mercado con una densidad de energía que supera los 160 Wh/kg, colocándose por tanto en niveles similares a los de las baterías de iones de litio de tipo LFP.

A la izquierda, el componente clave para el cátodo, el Blanco de Prusia. A la derecha, el carbono duro utilizado para el ánodo.

La celda validada por Northvolt destaca por su seguridad, rentabilidad y sostenibilidad, ya que utiliza minerales abundantes en los mercados globales, como hierro y sodio. Esta celda, basada en un ánodo de carbono duro y un cátodo a base de Blanco de Prusia (forma completamente reducida y sodiada del azul de Prusia), se caracteriza por no contener litio, níquel, cobalto ni grafito.

Northvolt, aprovechando avances significativos en el diseño y fabricación de baterías, tiene como objetivo ser pionera en la industrialización de las baterías de base blanco prusiana y llevarlas al mercado comercial.

Fuente: NorthvoltFotos: Northvolt

Compártela en:

Pixel