Fotos prueba BMW 420d Cabrio (F33)

El BMW recurre a una fórmula que ya resulta muy difícil de encontrar, la de ofrecer un descapotable con techo metálico retráctil. Las capotas de lona han inundado la categoría de los convertibles pero la marca alemana no ha querido renunciar a las ventajas del techo duro para su BMW Serie 4 Cabrio.

Además, nuestra unidad de pruebas recurre a otra combinación que hasta hace pocos años era poco frecuente: un descapotable con motor diésel. Con cuatro cilindros y 190 CV, este propulsor es una buena opción para quienes vayan a devorar kilómetros a bordo de este coche gracias a sus buenas prestaciones y un consumo muy contenido. En nuestra prueba del BMW 420d Cabrio te lo desvelamos todo.

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto