¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

10 extras que pueden salvarte la vida (1/2)

Los diferentes elementos de seguridad han ido conformando en gran medida el desarrollo de los coches. Muchos de ellos todavía siguen considerándose opcionales, he aquí una lista de 10 extras que pueden salvarte la vida. La seguridad es un tema muy a tener en cuenta a la hora de adquirir un coche nuevo. Muchos siguen siendo opciones caras, aquí te dejamos una lista de 10 extras que pueden salvarte la vida.

La seguridad es uno de los aspectos más importantes a la hora de adquirir un coche nuevo. El nivel de equipamiento de serie es cada día superior. Sin embargo muchos fabricantes reservan los elementos más avanzados para sus modelos más altos de gama. Por este motivo muchos clientes desechan su adquisición por considerarlos caros o inútiles. Aquí te dejamos una lista con 10 extras que pueden salvarte la vida.

En esta primera parte te mostramos cinco de esos elementos. Algunos pueden parecer ineficaces o exagerados, pero no hay que olvidar que en su conjunto proporcionan barreras inestimables para la seguridad, tanto activa como pasiva. Algunos sirven para prevenir accidentes, otros sin embargo actúan cuando este se ha producido, intentando que el daño sea el menor posible.

1.- Asistente de carril y detector del ángulo muerto

Aunque no son sistemas nuevos, muchas marcas todavía no los incluyen en sus equipamientos de serie. Se trata de dos elementos de seguridad activa de gran utilidad. El asistente de carril lee las líneas de la carretera de forma constante. En caso de detectar un abandono, no anunciado, del carril el sistema envía señales al conductor, en algunos casos el volante produce una pequeña vibración más que evidente.

En caso de que este no tome las medidas oportunas, el coche por sí solo retoma la senda correcta mediante ligeras modificaciones en la dirección. Algunas cifras hablan que el 14% de los accidentes son provocados por la salida involuntaria del carril, por lo que sería más que justificado su incorporación, de serie, en todos los coches.

En 1911 Ray Harroun desarrolló e implementó los primeros espejos retrovisores, con el paso del tiempo se han inventado un sinfín de soluciones que pretenden acabar con ellos. Sin embargo ninguno de ellos ha conseguido desbancarlos. Aunque muchos conductores se empeñen en no usarlos, su practicidad está más que demostrada.

El primer modelo en incluir el sistema de detección del ángulo muerto fue el Volvo XC90. Los diferentes sistemas de detección se denominan por sus siglas en inglés BLIS, Blind Spot Information System. Un radar emite ultrasonidos, de esta manera detecta la presencia de un obstáculo en los ángulos muertos del coche, avisando al conductor de forma luminosa o acústica.

2.- Reposacabezas activos, WHIPS

Los primeros reposacabezas aparecieron en la década de 1950. Eran considerados un elemento de lujo, un capricho al alcance de muy pocos. Pero con el paso del tiempo y gracias a la investigación de los accidentes quedó demostrado su necesidad como elemento de seguridad, pasando a ser obligatorios en 1969.

Hasta 1969 los reposacabezas eran un elemento de lujo en los coches

Las colisiones traseras son una de las principales causantes de graves lesiones a las cervicales y a la columna vertebral en general. En caso de accidente la cabeza se desplaza con motivo de la energía cinética con la que circulamos. Ese desplazamiento longitudinal puede provocar la hiperextensión de las cervicales, provocando serias lesiones.

Los reposacabezas activos o WHIPS, Whiplash Protection System, evitan precisamente esto. Están conectados a la unidad de control electrónica, cuando los sensores detectan una colisión con una fuerza superior a la fijada, se disparan los muelles pretensados situados en el interior del reposacabezas. Entonces estos se desplazan hacia delante unos cuatro centímetros hacia delante y tres hacia arriba.

Diversos estudios han demostrado que este sistema es capaz de reducir drásticamente las lesiones producidas por una colisión trasera. El primer fabricante en incluirlos fue Saab en 1996 pero no ha sido hasta ahora cuando las marcas han empezado a incluirlo entre su equipamiento de seguridad, aunque muchos de ellos no lo hacen todavía.

3.- Luces antiniebla delanteras

En cualquier manual de la autoescuela podemos leer: “Cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo, cualquier otra circunstancia análoga será obligatorio utilizar el alumbrado. En estos casos deberá utilizarse la luz antiniebla delantera o la luz de corto o largo alcance. La luz antiniebla delantera sólo podrá utilizarse en dichos casos o en tramos de vías estrechas de muchas curvas”.

La legislación actual obliga que las marcas incluyan los antiniebla traseros en sus modelos, pero no así los delanteros. Muchas marcas siguen apostando por ellos como un elemento opcional, sobretodo en coches urbanos o pequeños. Obviamente lo primero que debe hacerse es cambiar la ley considerándolos un elemento indispensable y segundo los fabricantes deben incluirlos de serie.

El beneficio de estos está más que demostrado en condiciones de baja visibilidad. Permiten circular con más seguridad además de poder prevenir colisiones graves. Los antiniebla son capaces de iluminar mejor los laterales de la vía y son un recurso para que podamos ver mejor, así de simple. Ya te contamos cómo usarlos correctamente.

4.- Faros de xenón o láser

La iluminación es vital a la hora de conducir con condiciones de baja iluminación. Las luces han evolucionado de la misma forma que lo han hecho los propios coches. En más de 100 años de historia del automovilismo hemos pasado de las lámparas de queroseno primitivas a las ópticas láser de última generación.

En 100 años hemos pasado de las lámparas de queroseno a las ópticas láser

Actualmente la oferta de iluminación es muy variada, encontramos los típicos halógenos, los faros de xenón, bixenón e incluso trixenón, LED, y por último láser, lo más novedoso. La mayoría de las marcas siguen presentando un equipamiento base con ópticas halógenas, los xenón están considerados un elemento casi de lujo y de gama alta. Poco a poco esta tendencia va desapareciendo y cada día podemos ver más coches circulando con mejores sistemas de iluminación.

De izquierda a derecha, luz xenón, luz LED y luz láser

Cómo podréis comprobar las diferencias son más que evidentes. Los faros halógenos han sido el culmen de iluminación durante más de 30 años, sin embargo BMW fue el primer fabricante en incluir las luces de xenón en sus modelos más altos de gama, era el año 1991.

A día de hoy vivimos la época de las luces full LED y las más novedosas todavía, la luz láser. Ambas son más potentes que los tradicionales faros de xenón. Lo más normal es encontrarnos los LED aplicados a las luces diurnas, sin embargo cada vez más modelos presentan como opción ópticas que emplean por completo esta tecnología. El láser está por venir, Audi y BMW se pelean por autodenominarse sus inventores, pero por ahora, sólo el BMW i8 es el único coche del mundo que las monta.

5.- Sistema Pre-Safe

El Mercedes Clase S siempre ha sido el paladín de las nuevas tecnologías, cada vez que aparece una nueva generación cuenta con un despliegue de tal magnitud que sus rivales tratan de copiar desesperadamente. Muchas han sido las innovaciones aportadas por la Clase S. Una de ellas llegó en 2002, cuando trajo consigo el sistema, patentado por Mercedes, Pre-Safe.

Se trata de una de las mayores evoluciones en términos de seguridad que se han podido ver en los últimos tiempos. Actualmente la marca de la estrella lo comercializa con el nombre de Distronic Plus. En la mayoría de su gama se trata de un elemento añadido a un paquete opcional, sin embargo ha quedado demostrado su valía y su capacidad para salvar vidas.

Un batallón de sensores

repartidos por todo el coche, sumados a radares y cámaras analizan

constantemente la conducción. En caso de prever un accidente el sistema manda

señales de advertencia al conductor y prepara el coche para la colisión, esto

es: los cinturones de seguridad se tensan, el asiento del copiloto se echa para

atrás y levanta el respaldo si este está abatido, se ajusta la inclinación de

la banqueta trasera y se cierra automáticamente el techo corredizo en caso que

este esté abierto. Si la colisión no llega a producirse todos estos cambios

retornan automáticamente al estado en el que estaban antes de la emergencia.

Con todas estas acciones el sistema Pre-Safe de Mercedes se ha convertido en un auténtico aliado de la seguridad pasiva de los coches. Sin embargo, lamentablemente este no está disponible, de serie, ni en todos los modelosde la marca y mucho menos en los de la competencia. Una pena, ya que su buen funcionamiento ha recibido numerosos elogios.

¡Atentos a la segunda parte!

Aquí tienes 5 de los 10 extras que hemos elegido para hablarte en este recopilatorio. En nuestra segunda parte descubrirás cuales son los que forman parte de esta selección que hemos hecho para tí . ¡No te lo pierdas!

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto