¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

10 extras que pueden salvarte la vida (2/2)

La tecnología avanza, los coches son cada vez más eficientes no sólo en términos prestacionales sino también en seguridad. Os dejamos con la segunda parte de los 10 extras que pueden salvarte la vida. Esta lista de los 10 extras que pueden salvarte la vida supone en muchos casos un dinero extra a la hora de adquirir un coche nuevo.

El otro día os hablábamos de los cinco primeros extras que pueden salvarte la vida. Hoy rematamos la lista con los cinco restantes elementos de seguridad. En esta ocasión hablamos de sistemas que han surgido debido a la necesidad y la concienciación de las marcas y los diferentes organismos públicos para reducir el número de víctimas mortales en la carretera. He aquí la segunda parte de los 10 extras que pueden salvarte la vida.

6.- Airbags interiores y airbag de peatón

El 23 de octubre de 1971, tras cinco años de desarrollo, Mercedes patenta el primer sistema de airbags del mundo. Sin embargo tuvieron que pasar 10 años hasta que los pudimos ver por primera vez en un modelo de serie, el Clase S W126 de 1981. Desde entonces estas “bolsas salvavidas” han servido para evitar innumerables víctimas, siendo, junto con el cinturón de seguridad, el mejor elemento de seguridad que jamás se haya inventado.

Cada día existen más tipos de airbags, aumentando así la seguridad

Su funcionamiento es básico pero de gran complejidad. Una gran cantidad de sensores repartidos por todo el coche detectan una brusca y fuerte desaceleración. En ese momento. Y gracias a una reacción química, se produce la expulsión e inflado de los airbag en apenas milésimas de segundo. En un principio los airbag eran considerados como extras lujosos, solo aptos para grandes modelos y sólo para el conductor.

En la actualidad los airbags delanteros son de obligada instalación por parte de las marcas, independientemente del modelo. Existen muchos tipos de airbags, los más comunes son los frontales, laterales y de techo o cortina. Sin embargo el desarrollo está provocando la implementación de más tipos como los de rodilla.

Hace dos años Volvo dio una vuelta de tuerca más a los airbags, desarrollando el primer airbag destinado para peatones. El V40 fue el primer coche del mundo en incluirlo en su equipamiento. Está especialmente diseñado para la circulación urbana. Se activa entre los 20 y los 50 Km/h. Sensores instalados en el frontal detectan el impacto contra un peatón, inmediatamente el capó se levanta ligeramente para dejar espacio a un airbag que cubre toda la luna delantera evitando que la cabeza del atropellado impacte directamente sobre esta.

7.- Asistente de frenada

Otra vez Mercedes Benz fue la encargada de desarrollar el asistente de frenada o BAS. Era el año 1996 cuando lo introdujo entre el equipamiento de sus modelos de gama alta. El desarrollo de este sistema vino condicionado por que ciertos estudios que detectaron que en caso de emergencia la mayoría de conductores no era capaz de exprimir el pedal del freno al máximo. Por eso los ingenieros decidieron inventar un sistema de seguridad que ayudaría a tal efecto.

Normalmente los coches nuevos incorporan el BAS, o diferentes siglas o nombres, entre su equipamiento de serie. Su funcionamiento entra en vigor a la hora de detectar una frenada brusca por parte del conductor. De forma extra añade más presión al freno reduciendo la distancia de frenado, de esta forma evitamos la colisión o, en caso de producirse, lo hará con menor velocidad.

Actualmente el asistente de frenada va estrechamente ligado con el sistema antibloqueo de los frenos, ABS, y el control de estabilidad, ESP. Esto permite que la situación de emergencia se afronte de una manera más controlada y segura.

Se estima que si todo el parque automovilístico español tuviera instalado este sistema de seguridad, habría 200 víctimas mortales menos cada año en nuestras carreteras. Unas cifras muy a tener en cuenta. Esa cifra se incrementaría hasta 1.100 si hablamos de todo el territorio de la Unión Europea.

8.- Sistemas de retención infantil

Los accidentes de tráfico son la principal causa de mortalidad infantil en España. Con este simple hecho la importancia que toman los diferentes sistemas de retención infantil se dispara. En cada una de sus distintas formas y modalidades, capazo, silla con arnés, elevador con respaldo o alzador, conforman la mejor protección posible para los niños cuando estos se encuentran a bordo.

El año pasado fallecieron un total de 29 niños menores de 14 años, el 3% de las víctimas mortales

La Ley española obliga a la implantación de estos dispositivos ya que evidencias científicas han demostrados que estos sistemas son capaces de reducir la gravedad de las lesiones provocadas en accidentes de tráfico. Su correcta colocación es la mejora de las garantías para la protección de los más pequeños de la casa.

Hasta que el niño no supere el 1,35 metros de altura está obligado a ir en su sistema de retención correspondiente. En el mercado hay una amplia gama y variedad de modelos, unos más caros y otros más baratos. Cada fabricante se encarga de incorporar varios dispositivos extra, como el Isofix o los protectores cervicales y laterales, reguladores de altura…

La correcta colocación de las sillas infantiles es vital a la hora de reducir la gravedad de las lesiones. El sistema de retención debe ir acorde a la edad del niño. Cada día más fabricantes incluyen el quipo Isofix en sus coches. Estos arneses de seguridad suponen el mejor sistema en la actualidad, ya que la silla se ancla directamente al asiento del coche, que a su vez va fijado a la estructura del coche.

9.- Frenada autónoma de emergencia

La automatización de los procesos de la conducción parecer ser el futuro. Cada día surgen nuevas y novedosas formas que hacen más confortable el acto de conducir a la vez que aumentan la seguridad, tanto en el interior como en el exterior del coche.

Uno de esos sistemas es el frenado automático, o AEB por sus siglas en inglés, Autonomous Emergency Braking. Un radar colocado en el parabrisas delantero rastrea de forma constante todo lo que se antecede al vehículo. De esta manera es capaz de adelantarse al conductor, indicándole de la proximidad de un obstáculo y la posibilidad de colisión.

Las señales son de carácter tanto visual como acústico. En caso que el conductor no responda a las advertencias con un frenado preventivo o un cambio en la dirección, el coche analiza la distancia de separación procediendo a un frenado automático de emergencia. En un principio el sistema tan solo disminuía la velocidad para reducir la fuerza del impacto, sin embargo la tecnología ha evolucionado de forma que puede llegar a detener por completo el vehículo.

El origen de este sistema tan novedoso y eficaz lo tenemos otra vez en Mercedes, que lo presentó de forma oficial en el año 2002. Desde entonces, hace 12 años, las distintas marcas han ido adaptando el dispositivo a sus flotas, pero en muchos casos todavía sigue siendo un equipamiento opcional, y de los caros.

10.- eCall

Por último hemos dejado un elemento que ni mucho menos encontrarás entre la listas de extras de un coche nuevo. Pero hemos considerado la necesidad de ponerlo porque se trata de un sistema que prevé salvar más de 2.500 vidas al año en toda la Unión Europea, así que el motivo está más que justificado.

Debido a la complejidad técnica y logística que supone la implantación del eCall el sistema se ha retrasado seis años.

Cómo podrás comprobar se trata del denominado PASP, Public Safety Answering Point, o más comúnmente denominado eCall. Este dispositivo será de obligatoria implantación en todos los modelos nuevos fabricados en la Unión Europea a partir del año que viene. Muchas marcas como BMW, Citroën o Ford ya se han adelantado a la normativa incluyéndolo en la casi totalidad de su gama actual.

El dispositivo va interconectado con los demás sensores actuales del coche. En caso que estos se activen debido a una colisión el sistema se pone inmediatamente en marca realizando la llamada pertinente al 112. En dicha llamada también se envían los datos necesarios para los servicios de emergencia, tipo de colisión, tiempo del accidente, dirección del vehículo y las coordenadas exactas del siniestro.

De esta manera se asegura un menor tiempo de reacción, en especial en vías poco transitadas. Los estudios europeos aseguran que reducirá en hasta 2.500 víctimas mortales al año y será capaz de reducir las lesiones entre un 10 y un 15% gracias a la mayor rapidez de asistencia. El programa tenía previsto su implantación en el año 2009 pero debido a dificultades surgidas por la difícil coordinación de todos los sistemas integrantes, no será hasta el 1 de octubre de 2015 cuando entre en funcionamiento.

Cómo podrás comprobar estos 10 sistemas de seguridad pueden salvar innumerables vidas si trabajan de forma conjunta. Sin embargo, aunque cueste admitirlo, el 95% de los accidentes se producen debido a fallos humanos. Por lo que no hay que confiar toda nuestra seguridad a la tecnología implantada en los coches.

Sin embargo desde motor.es sí que animamos que a la hora de adquirir un vehículo nuevo se incluyan todos los sistemas de seguridad posibles, aunque sabemos del dinero extra por ellos. Porque nadie quiere sufrir un accidente, pero en caso de sufrirlo la mejor manera de evitar graves repercusiones es ir bien seguro.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto