¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

5 rivales para el Toyota GR86

5 rivales para el Toyota GR86
Javier Costas
Javier Costas6 min. lectura

Toyota pone patas arriba el reducido segmento de los deportivos con el modelo más asequible del mercado en su categoría. El Toyota GR86 pone al alcance del entusiasta uno de los últimos coupés deportivos para puristas por una cifra razonable.

Una era del automovilismo toca a su fin, y estamos ante los últimos deportivos marchosos con motor de gasolina y con carrocería coupé. Totalmente fuera de la moda, y un selecto club en el que hace falta tener buenos ingresos, o no tan tan buenos. El Toyota GR86 tiene una tarifa de 34.900 euros, salvo para los 50 primeros, que se ahorrarán 2.000 euros.

A cambio tenemos motor bóxer 2.4 de 234 CV, cambio manual, propulsión trasera, diversas configuraciones de llantas/neumáticos y frenos, así como un equipamiento con todo lo que se necesita hoy día y nada de conducción semiautónoma o enormes tabletas. Se ha hecho esperar unos cuantos meses.

Pero, ¿qué otros coches del mercado ofrecen algo parecido?

Alpine A110

El deportivo francés es bastante comparable en algunos aspectos, como el tamaño, la potencia máxima, propulsión trasera... aunque es en general un coche menos práctico para el día a día. Sí, el Alpine A110 consume menos gasolina, pero solo tiene dos plazas, y desde luego tiene un problema enorma, el precio es una pasada: desde 62.200 euros. Además, acusa cierta veteranía y solo se vende automático.

¿Qué tenemos «mejor» por este precio? Es un coche más radical, pesa menos que el GR86, su motor turbo tiene más potencia, las prestaciones desde luego son mejores y hasta se beneficia de un menor impuesto municipal por recurrir a un 1.8. A quien le compensen esos casi 30.000 euros de diferencia, a por él.

Audi TT Coupé 40 TFSI

La fórmula de Audi es bien conocida a estas alturas. Sí, el modelo de acceso del Audi TT tiene menor potencia, pero se trata de un motor turbo y casi calca las prestaciones del GR86. Eso sí, hay que renunciar al cambio automático también, y conformarse con la tracción en las ruedas delanteras. Casi 20.000 euros más caro en versión S Tourist Trophy.

En peso andan a la par, solo que el alemán también es un poco más austero a la hora de beber gasolina. De practicidad también son bastante comparables, 2+2 con 305 litros (226 el GR 86), y la carga tecnológica es más alta. Modelo Premium, con todo lo que eso significa, y mucha factura como se metan unos cuantos extras.

BMW 220i Coupé

Una de las mejores ideas que tuvo BMW fue aprovechar la plataforma de un coche más grande de propulsión trasera en vez de hacer otro derivado del Serie 2 de tracción delantera. Otro rival con propulsión trasera para el Toyota GR86, y con una eficacia endiablada. Por eso el BMW 220i Coupé tiene prestaciones similares con «solo» 184 CV.

En términos de peso está en una situación desfavorable, en parte por el equipamiento, aunque la rapidez es similar y el consumo inferior en el bávaro. Más practico, tiene casi 400 litros de maletero, abundante carga tecnológica y de equipamiento... Todo esto se paga, 10.000 euros más que el nipón y no muy difíciles de justificar.

Mazda MX-5 RF 2.0

Obviando el motor 1.5, la versión de acceso de 2 litros del Mazda MX-5 RF tiene un precio bastante similar, pero con 50 CV menos. Aquí impera la fórmula del «menos es más», compensando el déficit de caballos con casi 200 kg menos en la báscula, por lo que las prestaciones son casi igual de buenas.

Uno de los coches más divertidos que aún se pueden comprar, que no nos obligan al cambio automático, y muy válido para el día a día si nos acompaña como mucho una persona y con poco equipaje. La tecnología está en un segundo plano y lo importante es el disfrute del conductor. Sigue siendo lo más parecido que hay al GR86 actualmente.

Toyota GR Yaris

El enemigo también puede estar en casa, porque la bomba que Toyota parió para rallys tiene argumentos parecidos, pero con otra perspectiva. La eficacia que proporciona la tracción total, casi 30 CV más gracias al turbo, un peso similar y una carrocería más práctica dan que pensar. El precio es muy parecido, aunque un poco más alto.

Hay que recordar que no es lo mismo conducir un bóxer que un motor en línea como el del GR Yaris, que para postre tiene tres cilindros y necesita falsificar su sonido por los altavoces. Si se compra con la cabeza, el GR Yaris seguramente sea la mejor idea, pero si lo que manda es el corazón, el GR86 es la elección adecuada.

¿Con cuál te quedarías de todos?

Las mejores ofertas para Toyota GR 86 de ocasión

Toyota GR 86 de segunda mano / Toyota GR 86 de Km 0