¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los concesionarios de Alfa Romeo, Lancia y DS serán agencias en 2023

    Los concesionarios de Alfa Romeo, Lancia y DS serán agencias en 2023
    Stellantis, el gigante franco-italiano prepara un cambio en los concesionariosStellantis
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Stellantis cambiará el modelo de negocio de los concesionarios de sus marcas Premium. El consorcio franco-italiano se suma a la nueva estrategia de Mercedes, que supondrá la transformación de los concesionarios en agencias de la marca. Las tres primeras serán las de Alfa Romeo, Lancia y DS en 2023.

    Los concesionarios de Stellantis se preparan para una gran transformación. El gigante formado por el grupo PSA y FCA planea seguir la misma línea que Mercedes, que ya te hemos avanzado y que supondrá un nuevo concepto de ventas, finiquitando el formato tradicional de concesionarios. Una auténtica revolución que llegará en 2023 a las marcas Premium del consorcio: Alfa Romeo, Lancia y DS.

    Maria Grazia Davino, y director de marketing y comercial del grupo de automoción para Europa, lo ha deslizado en unas declaraciones a una importante agencia de noticias, señalando que esta nueva estrategia, que se desplegará en Europa a partir de junio de 2023, supone adaptarse a un nuevo panorama de la industria en el que la electrificación total será la verdadera estrella, junto con las ventas online.

    Foto DS Store
    Los DS Store, concesionarios tradicionales, cambiarán a agencias en 2023

    Stellantis cambiará el formato de negocio de Alfa Romeo, Lancia y DS

    El modelo de agencia supone que los concesionarios serán simples intermediarios en la relación entre el cliente y la marca, por lo que éstos solo pedirán los vehículos a fábrica y lo entregarán a los clientes, haciéndose cargo del mantenimiento. En resumidas cuentas, el propósito del concepto de agencia es que todas las disponibles en un país contarán con los mismos precios y márgenes de descuentos, y asumiendo la marca la propiedad de los coches nuevos hasta que sean transferidos a los clientes, una transferencia que sí realizarán las agencias, hoy todavía concesiones.

    El fabricante mantendrá la contraprestación a las agencias, con un porcentaje acordado en el concepto de la venta. Davino ha explicado que este nuevo modelo de negocio se debe a una «mayor transparencia de la marca hacia los clientes», trabajando en esta línea para cumplir el objetivo de la puesta en marcha. Además, la responsable ha añadido que este nuevo formato no se aplicará en Estados Unidos, en ninguna de las marcas propias de este mercado, ni tampoco en Maserati.

    Lo cierto es que no es casualidad que Mercedes y Stellantis hayan tomado este derrotero comercial, sino que es la consecuencia obligada ante el cambio que la Unión Europea aplicará desde mediados de 2023 para fomentar la competitividad. Se trata del Reglamento de Exención por Categorías, que evitará el anti-monopolio de los fabricantes frente a los distribuidores, por lo que ya pueden decidir qué agencias puede vender sus modelos y dónde, dividiendo los negocios asociados, los de mantenimiento y venta de repuestos.

    Fuente: Reuters