¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El futuro Alfa Romeo Tonale no ofrecerá versión deportiva Quadrifoglio

    Alfa Romeo Tonale Concept, el anticipo del futuro SUV compacto de la marca italiana previsto para 2021

    La marca italiana prepara el lanzamiento comercial del nuevo Tonale, un modelo que juega un papel muy importante en Alfa Romeo, siendo el único representante de la marca en el segmento de los compactos. Un modelo muy ambicioso en el que no habrá cabida, al menos, desde el inicio, para una versión deportivo Quadrifoglio.

    El Alfa Romeo Tonale desembarcará en el mercado europeo en los primeros meses de 2021, por lo que si las cuentas no fallan, lo debemos de ver completamente destapado de camuflaje antes de finales de año, si es que la firma del Biscione nos premia con alguna foto espía del prototipo.

    Los preparativos pertinentes para la producción del segundo SUV de la marca ya se han realizado desde hace tiempo en la factoría de Pomigliano d'Arco, por lo que el proceso sigue con los pasos predefinidos por la marca que, como es habitual entre las del grupo FCA, se sigue a rajatabla el típico hermetismo, a pesar de que hace unos meses pudimos darte algunos detalles de la gama de mecánicas.

    El anticipo conceptual del Alfa Romeo Tonale, el SUV italiano para el segmento compacto

    Y hoy también podemos decirte que los gerentes no contemplan el lanzamiento de una versión deportiva con el sello del trébol que simboliza a las versiones "Quadrifoglio Verde"; al menos, no desde el lanzamiento comercial. La delicada situación de Alfa Romeo obliga a repensar los objetivos comerciales, centrados en atraer al cliente Premium, amante del diseño italiano y preocupado por una eficiencia a lo grande, como no lo ha hecho hasta ahora.

    Y es que si recuerdas la gama de mecánicas, el tope de la gama del SUV compacto contará con una versión híbrida con tecnología MHEV de 48 Voltios, asociada al motor de cuatro cilindros y 2.0 litros T4 y que desarrolla una potencia máxima de 330 CV. Un bloque que se había concebido para el Giulia, pero que recientemente lo hemos visto a bordo de una mula del Maserati Ghibli.

    Unas cifras a la altura de un BMW X2 M35i xDrive, el modelo de referencia en esta categoría para la italiana. Nuestras fuentes apuntan que la intención de PSA es otra muy diferente con el modelo italiano, prevaleciendo la búsqueda de la rentabilidad antes que las altas prestaciones más puras, por lo que la configuración de su chasis no ofrecerá una puesta a punto más especial enfocada en las sensaciones.