Alonso se estrena en la noche de Le Mans: "Aún intento encontrar referencias"

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(6 fotos)

El piloto español ha participado en la primera sesión de clasificación de la mítica prueba francesa, en la que su compañero Kazuki Nakajima ha logrado el mejor tiempo provisional. En una sesión con bastantes incidentes, ambos Toyota se han mantenido alejados de los problemas y han copado las dos primeras plazas.

Llegó por fin el primer día de actividad en Le Mans y, como era de esperar, Toyota Gazoo Racing ha logrado los mejores tiempos de ambas sesiones, tanto los entrenamientos libres diurnos, como la clasificación nocturna.

En la primera de ellas, el Toyota #7 se ha hecho con el mejor tiempo con un registro de 3:18.718, situándose el #8 a 557 milésimas. Ya durante los primeros minutos de la sesión de clasificación -y aprovechando el atardecer y las condiciones frescas-, Kazuki Nakajima ha conseguido el mejor tiempo al parar el crono en 3:17.270, con el #7 situado a sólo 107 milésimas y el primer LMP1 privado, el SMP #17 a 2,213 segundos.

Para Fernando Alonso los tiempos han sido secundarios, trabajando principalmente en la puesta a punto durante el día y en la conducción nocturna durante la clasificación. “Fue bien, era importante completar algunas vueltas en la oscuridad y espero poder dar más mañana. Cuanto más practicas, mejor eres, aún tengo que encontrar algunas referencias y puntos de frenada, pero fue interesante. Es un circuito fantástico de día, pero de noche también es muy desafiante, así que intento aprender lo más rápido posible”, comentó ante la prensa desplazada a Le Mans.

A pesar de haber probado en condiciones nocturnas durante los test de MotorLand Aragón y Portimao, sin duda Le Mans es un circuito único y las referencias y situaciones cambian considerablemente. “Tenía la experiencia de los test, pero estamos en la semana de competición, por lo que intentas cuidar el coche de manera distinta, es el coche con el que competiremos. Fue un buen día, aprendimos mucho sobre la puesta a punto por el día, hemos probado los neumáticos en diferentes temperaturas, pues toda la información que teníamos de los test era con un circuito mucho más caliente. Y la sesión de noche fue más para los pilotos, para acostumbrarnos a las condiciones nocturnas. Aún queda mucho por aprender, pero me he sentido bastante cómodo”, aseguró Fernando Alonso.

Los primeros minutos de la sesión de clasificación fueron aprovechados por Toyota para lograr los mejores tiempos.

Aunque en La Sarthe hay mayor iluminación que en los circuitos convencionales en determinadas zonas del circuito, el español lo ha encontrado igual de complicado que en los test, aunque ha terminado satisfecho la jornada y considera que la gestión del tráfico puede ser más sencilla. “Me habían dicho que sería más fácil que en los test, porque en Aragón y Portimao no hay nada de luz, ni coches rodando a la vez, por lo que está muy oscuro. Aquí hay algo de luz, pero la verdad es que está oscuro igualmente. Hay alguna curva más ciega que otra, así que intento coger referencias y ojalá mañana pueda dar muchas vueltas de noche. El tráfico quizá es más fácil, porque al tener las luces tiendes a ajustar más la diferencia de velocidad y quizá lo tienes más claro”.

Un GT ha hecho un trompo en la primera curva y casi se lleva por delante a un LMP2, hay que mantenerse alejado del peligro

¿Se disfruta más este circuito de noche? Alonso cree que de un modo similar y, en cualquier caso, lo más importante es mantenerse lejos de los problemas. “Disfrutas de un modo parecido al día, no hay mucha diferencia, ambas condiciones son muy especiales. En esta época del año la noche es muy corta, no sé cuándo me tocará, pero como máximo te toca subirte una vez de noche y, sobre todo, hay que estar tranquilo y no meterse en líos. Un GT ha hecho un trompo en la primera curva y casi se lleva por delante a un LMP2, puedes estar en la posición de ese LMP2 arriesgándote a terminar la carrera sin ser culpa tuya, por lo que hay que mantenerse alejado del peligro y hacer relevos lo más seguros posible”, insistió el piloto asturiano.

Tras los primeros entrenamientos, sigue quedando claro que los Toyota son la referencia de la parrilla, pero Fernando Alonso rechaza cualquier predicción o favoritismo, pues la carrera en sí ya plantea suficientes retos y oposición. “Esta carrera es tan larga y tan complicada que no la puedes predecir. No se puede predecir ninguna carrera, pero aún menos las 24 Horas de Le Mans. Creo que estamos tan preparamos como podríamos, todo ha ido bien hasta ahora y espero que podamos terminar el trabajo”, afirmó.

Fotos: Toyota Gazoo Racing

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto