¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El primer híbrido enchufable de Aston Martin llegará en 2023, y el eléctrico en 2026

    Aston Martin Rapide E, la berlina eléctrica deportiva tendrá una nueva oportunidad en 2026Aston Martin

    Mercedes ha tomado parte del control de Aston Martin, un movimiento estratégico que para los británicos supone mucho, ya que se valdrán de las caras soluciones tecnológicas de de electrificación de la estrella, por un 20% de la propiedad de la marca. El primer híbrido enchufable llegará en 2023 y el eléctrico en 2026.

    El aumento en la participación de Mercedes en Aston Martin con una cuota del 20 por ciento es el precio a pagar por los británicos para acceder al exclusivo mundo de tecnologías, motores y soluciones electrificadas. Casi un gran bazar en el que se pueden surtir casi de lo que deseen, con los correspondientes ajustes que le distinga de los germanos.

    Un porcentaje muy barato si tenemos en cuenta el auténtico arsenal que los de la estrella pondrán a disposición de los británicos, y el ahorro que supone investigar, desarrollar y probar hasta tener el sistema de propulsión que se ajuste a un modelo. Porque, de otra forma, la firma de Gaydon se vería muy limitada para poder seguir vendiendo modelos, si no es que más de uno se vería obligado a salir por la puerta de atrás por no cumplir con los límites de emisiones.

    El acuerdo de Aston Martin con Mercedes abre la puerta a la versión híbrida enchufable del DBX

    Los modelos electrificados de Aston Martin empezarán a llegar a partir de 2023

    El hecho es que se abre una importante puerta en la marca, porque el primer híbrido enchufable ya está en la agenda para 2023, a bordo del DBX. Una versión que reducirá significativamente los límites de emisiones, y competirá en igualdad de condiciones en la categoría. La oferta de deportivos también se enmarca en esta estrategia de movilidad sostenible, siendo el futuro Vanquish uno de los deportivos que estrenará un sistema híbrido conservando el motor colocado en posición central, y que veremos en 2023

    La agenda también cuenta con importantes novedades, como un eléctrico de nueva generación. Las intenciones de Tobias Moers, el nuevo responsable de ingeniería de los de Gaydon -ex de Mercedes-AMG- es que este exclusivo modelo llegue a las carreteras en 2026. Un período que puede acortarse si los alemanes ceden a los deseos de Moers, el de beneficiarse de la plataforma EVA 2, y más específicamente de la arquitectura del Mercedes EQS.

    Un indicio de que la marca apostará por una berlina, en lugar de un futuro SUV, por lo que los planes de que Lagonda vuelva al mercado por todo lo alto se reavivan, aunque este extremo no lo ha confirmado la marca. Un futuro muy prometedor el que se le presenta a Aston Martin por delante.