Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Aston Martin sustituirá el Rapide V12 por su versión eléctrica en 2018

En 2018 el Aston Martin Rapide abandonará su enorme V12 atmosférico para convertirse en un modelo completamente eléctrico que será construido en China. La noticia ha sido confirmada por el propio Andy Palmer, CEO de Aston Martin, en palabras a la prensa australiana.

Aston Martin Rapide.

El CEO de la casa británica, Andy Palmer, ha confirmado que en breve será eliminado el Aston Martin Rapide, la versión de 4 puertas del DB9 y que hasta la llegada del Lagonda Taraf era la única versión de 4 puertas en la gama británica. El Rapide será sustituido en principio por la versión de producción del RapidE, la versión eléctrica del mismo modelo, por lo que podemos decir que la marca no eliminará el modelo, sino su mecánica V12 atmosférica por una eléctrica.

En 2015 Aston Martin presentaba el RapidE, una variante eléctrica conceptual del Rapide realizado en colaboración con la división de ingeniería de Williams F1, Williams Advanced Engineering, que eliminaba el enorme motor V12 y lo sustituía por una mecánica eléctrica alimentada por baterías capaz de ofrecer una autonomía en torno de los 320 kilómetros.

A finales de ese mismo año, la firma británica confirmaba que el modelo sería finalmente producido, pero en China, donde había conseguido llegar a un acuerdo económico con un fondo de inversión, ChinaEquity, y a un acuerdo de colaboración con LeEco, la compañía matriz de Faraday Future. Tras conocerse esto, no se había vuelto a saber nada de este proyecto, hasta el día de hoy.

Aston RapidE concept, la versión eléctrica del Rapide.

En palabras con la prensa australiana, Palmer ha confirmado que el Rapide tal y como lo conocemos hoy desaparecerá, aunque los clientes que busquen un 4 puertas seguirán disponiendo de opciones en la marca. Primeramente con el nuevo RapidE eléctrico y posteriormente con el Aston DBX SUV y el futuro Lagonda sedán, aunque estos últimos no llegarán hasta el año 2020.

La versión de producción está siendo desarrollada por Williams y contará con una mecánica eléctrica con una potencia en torno de los 800 CV, aunque realmente no hay datos ni especificaciones confirmadas del nuevo modelo, aunque Palmer confirmó el año de lanzamiento, en 2018.

Parte del desarrollo será financiado por ChinaEquity, tal y como se anunció en su día, sin embargo, Palmer no ha mencionado en ningún momento a LeEco, por lo que desconocemos qué habrá sido de ese trato. Aunque teniendo en cuenta sus graves problemas financieros, es más que probable que se quedara en agua de borrajas.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto