¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Aston Martin Valkyrie avanza en su camino hacia el WEC

El Aston Martin Valkyrie ha sido probado por varios de los pilotos oficiales de la marca en un test celebrado en Silverstone.

El motor V12 de 6.5 litros del hypercar británico ha trabajado a 9.000 rpm, si bien AMR tiene todavía un gran margen de maniobra.

El Aston Martin Valkyrie avanza en su camino hacia el WEC
La lluvia acompañó a Aston Martin Racing en este test con el Valkyrie en el trazado de Silverstone.

Con la temporada 2019-20 del WEC mirando directamente hacia las 8 Horas de Bahrein, entre bambalinas sigue el trabajo de desarrollo de los futuros prototipos que darán vida a la clase reina del campeonato a partir de la próxima campaña. Pocas son las noticias al respecto, salvo porque esta semana Aston Martin Racing ha completado un test de varias jornadas con su hypercar en Silverstone. Una sesión de pruebas en la que el Aston Martin Valkyrie no ha sido aún llevado al límite, pero que nos ha permitido ver en acción casi por primera vez al prototipo en la mojada pista británica.

Bien es cierto que el Aston Martin Valkyrie completó una suerte de exhibición en Silverstone durante el GP de Gran Bretaña de Fórmula 1, si bien no fue más que una acción de marketing para mostrar el superdeportivo de calle. No obstante, cabe recordar que el Valkyrie original es un modelo de producción del que se construirán 150 unidades a razón de 2,89 millones de euros cada una. Este modelo cuenta con un motor V12 de 6.5 litros que ofrece 1.014 CV y un sistema híbrido Rimac que añade 162 CV extra a esta bestia diseñada en colaboración con Adrian Newey y Red Bull Technologies.

Respecto al modelo de producción, el Aston Martin Valkyrie destinado al WEC perderá la parte híbrida, toda vez que el motor V12 de forma holgada con las necesidades de potencia que reclama la normativa hypercar del WEC. Por este motivo, este test casi se puede considerar una primera toma de contacto. De hecho, Aston Martin Racing ha reconocido que en ningún momento se ha llevado al límite al Valkyrie durante esta sesión de pruebas, rodando a 9.000 rpm cuando el máximo régimen de revoluciones es de 11.000 vueltas y el máximo pico de potencia se alcanza por en cima de las 10.000 rpm.

Pese a todo, es una delicia ver al Aston Martin Valkyrie en acción. Esta limitación mecánica, el hecho de usar la versión Stowe de Silverstone o encontrarse con una pista mojada no resta un ápice de espectacularidad al modelo de la firma británica en un test en el que ha rodado junto al Aston Martin Valhalla. Su silueta y el enorme trabajo a nivel aerodinámico en torno al monocasco de fibra de carbono recuerda en muchos aspectos a un LMP1, con un morro elevado, un agresivo splitter y un diseño en forma de 'gota de agua'.

Fotos: Aston Martin Racing

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto