¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Grupo PSA hace balance del primer año del plan "Push to pass"

El Grupo PSA ha obtenido los mejores resultados de los últimos años. Por primera vez desde 2011 se baraja el dar dividendo (0,48 €/acción), ya que en los últimos cinco años PSA ha superado el fantasma de la bancarrota y da beneficios.

El ejecutivo Carlos Tavares -ex número 2 de Renault- está haciendo magia con el Grupo PSA, antes conocido como PSA Peugeot Citroën. Cuando se puso al mando se encontró un fabricante a la deriva que necesitó la ayuda financiera del Gobierno de Francia y sus socios chinos, Dongfeng. Ahora mismo PSA se cree tan fuerte que puede acabar quedándose con Opel, posibilidad que no para de crecer.

Ya van tres años de crecimiento, y los resultados de 2016 han sido positivos por tres razones: la rentabilidad ha crecido del 5% al 6%, el volumen ha subido un 5,8% (3,15 millones de unidades) y se han amasado 2.700 millones de euros en "caja", es decir, dinero disponible inmediatamente.

No solo eso, es la primera vez desde 2011 que PSA puede dar un dividendo a sus accionistas, lo cual tiene que votarse en la próxima Junta General, programada para el 10 de mayo. Otras citas importantes para enterarse de la salud de PSA son el 26 de abril (resultados del 1º trimestre), 26 de julio (resultados del 2º trimestre) y 25 de octubre (resultados del 3º trimestre).

Las cosas van tan bien que se han revisado los objetivos del plan "Push to Pass", es decir, la estrategia de 2016 a 2021. Este plan fue a continuación de "Back to race", con el que Tavares puso a PSA en su sitio para reducir los costes y aumentar las ganancias. Hasta 2018 el objetivo es el 4,5% de rentabilidad (solo automóviles) y a partir de ahí el 6%.

Esas cifras son dignas de marcas Premium

Es más, pretenden aumentar la cifra de negocio un 10% hasta 2018 (escenario base 2015) y otro 15% adicional en 2017. Para ello el Grupo PSA busca expandirse en mercados emergentes y tener un crecimiento estable en las regiones principales. Los focos de expansión son múltiples: Rusia, China, la India, Latinoamérica, el Magreb, etc.

El Grupo PSA no solamente gana dinero con su negocio de automóviles, también tiene un banco (Banque PSA Finance) que presta dinero para financiar las compras de sus coches, la empresa de componentes Faurecia y las nuevas soluciones de movilidad Free2move (que incluye emov).

Un repaso a los logros de PSA durante 2016

Como podemos ver en el vídeo resumen, el fabricante hace recopilatorio de los hitos del año. Las marcas están mejor organizadas y compiten menos entre ellas; DS, como ente independiente, está creciendo. Los costes se han reducido sacrificando algunos modelos, pero planeando reemplazos y refuerzos. Habrá 34 lanzamientos hasta 2021.

Solo durante el año pasado se presentaron los nuevos SUV de Peugeot (3008, 4008 y 5008), las furgonetas Expert/Jumpy y Traveller/SpaceTourer, el renovado Citroën C3 y el prototipo DS E-Tense. Además, se le dio salida a 500 coches eléctricos que no se consiguieron vender poniéndolos a dar vueltas como coches de alquiler por minutos (emov), una jugada maestra.

En lo que respecta a España, las dos fábricas nacionales (Vigo y Villaverde) han producido más de medio millón de unidades, el 18% de la producción del país, de la cual el 90% se ha exportado (por encima de la media). En España PSA ha controlado el 15% de nuestro mercado, con más de 200.000 unidades vendidas.

PSA también destacó el año pasado por hacer un ejercicio de autocrítica y poner a disposición de los consumidores los consumos reales de varios de sus modelos en colaboración con la ONG Transport & Environment y Bureau Veritas. Las cifras son muy realistas considerando los datos que aportan los clientes en lugares como Spritmonitor. Chapeau por eso, PSA.

También se han hecho avances considerables en conducción autónoma, al acumular más de 75.000 kilómetros en los Citroën C4 Grand Picasso atiborrados de electrónica para conducir prácticamente sin intervención humana. En la automoción española han hecho historia con varios trayectos en los que los conductores iban cruzados de brazos. Ningún otro fabricante ha hecho algo así en nuestro suelo.

El próximo hito puede ser la adquisición de Opel, que si finalmente se valora en unos 2.000 millones de dólares se podría pagar "en metálico". El reto será cómo poner tantas marcas a trabajar en modo cooperativo, que no se pisen unas a otras, y que no haya una masacre de empleos: PSA y Opel suman 21 fábricas en Europa, les sobra capacidad productiva.

Algunas cifras

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto