¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Bentley Continental GT alcanza su particular récord de producción

    Los modelos más representativos de las tres generaciones del Bentley Continental GT, desde 2003Bentley

    Bentley anuncia un nuevo récord de producción. La marca británica ha fabricado 80.000 unidades del Continental GT, el coupé que se estrenó en 2022 como el revulsivo que necesitaba la firma para salir del grave atolladero en el que se encontraba, y que encontró en Volkswagen el aliado perfecto.

    Es, sin duda alguna, uno de los modelos más importantes de la marca británica. El Bentley Continental GT acumula nada menos que tres generaciones a la venta, manteniéndose a la venta durante 18 años. En ese plazo, se han fabricado 80.000 unidades, una cifra que marca un récord de producción en la factoría de Crewe, que ve salir los más exquisitos deportivos continuamente.

    El Continental GT se ha erigido como un verdadero estandarte de la firma hasta la llegada del Bentley Bentayga, pero mientras tanto antes fie el responsable de sacar a Bentley de los números rojos y llevarla a una situación de número negro permanentes con un lujoso modelo, de altas prestaciones, con un diseño moderno por fuera y lujoso por dentro y con espacio interior para cuatro pasajeros y su equipaje.

    Foto Bentley Continental GT Blackline - exterior
    El Bentley Continental GT Blackline, pintado en Naranja Flame, la afortunada unidad 80.000

    El Bentley Continental GT es uno de los modelos más vendidos de la marca en 18 años

    Bentley ha señalado que la firma entrega 5000 unidades anuales en todos los mercados del mundo, y ninguna de ellas idéntica entre sí. El fabricante apunta que cuenta con un registro de cada unidad vendida y que se cuenta un total de 17.000.000.000 de configuraciones completamente diferentes que garantizan el nivel de exclusividad de cada unidad fabricada.

    Una de ellas es la unidad que ha batido el récord de producción, un Continental GT Blackline equipado con el motor V8 biturbo de 4.0 litros y pintado en el color «Naranja Flame» metalizado, y con la nueva línea de diseño «». Una combinación que ofrece un aspecto muy deportivo y muy agresivo gracias a los detalles pintados en negro brillante, la parrilla, el borde del paragolpes delantero, las molduras embellecedoras de los paneles de las puertas o los faros delanteros oscurecidos.

    El fabricante ha reunido a las puertas de la sede central de la marca a los modelos más representativos desde la primera generación lanzada en 2003, con el primer Continental GT de producción con el número de bastidor 0001 que se mantiene en funcionamiento, el Continental Supersports que se coronó como el más potente de la primera generación, el exclusivo Continental GT V8 S Jetstream, una edición especial de la segunda generación, y de la tercera, el Continental GT Convertible Rojo Dragón.

    Entre los secretos que el Continental GT esconde en sus generaciones destacan tres: los dos primeros, en tres generaciones se ha aumentado la potencia máxima en un 27% y se han reducido las emisiones de CO2 en un 48%. El tercero es el más curioso: la versión descapotable de cuatro plazas de la primera generación, el Continental GTC, fue un modelo no planeado, sino que nació para contentar a los clientes que demandaron esta carrocería ante la belleza del modelo. Además, el Flying Spur también se integró en la gama Continental hasta ésta última generación que se independizó.