¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Berger propone descongelar el desarollo del Aston Martin Vantage DTM

    Gerhard Berger, máximo responsable del DTM, considera que R-Motorsport tiene que tener una nueva oportunidad de hacer un coche competitivo.

    Audi y BMW deben dar su permiso para que el equipo suizo pueda trabajar en ciertas áreas de su Aston Martin Vantage DTM.

    Berger propone descongelar el desarollo del Aston Martin Vantage DTM
    Los Aston Martin Vantage DTM han tenido problemas de fiabilidad y rendimiento desde el primer instante.

    R-Motorsport gestó su desembarco en el DTM en apenas un centenar de días. Pese a no tener el apoyo directo de Aston Martin ni su músculo económico y tecnológico detrás, la formación suiza desarrolló prácticamente desde cero el Aston Martin Vantage DTM y le dotó de alma de la mano de HWA. Sin embargo, el precipitado trascurso de los acontecimientos ha dado como resultado un vehículo que está muy lejos de ponerse a la altura de los DTM de Audi Sport y BMW Motorsport. Pese a la gran experiencia de HWA, el Vantage DTM ha sufrido ciertos problemas de fiabilidad, además de tener unas prestaciones inferiores.

    Con la aceleración y la velocidad punta como punto crítico, R-Motorsport se siente con las manos atadas ya que el reglamento define una gran cantidad de áreas técnicas sobre las que no se puede trabajar una vez que el vehículo ha sido homologado. Por este motivo, Gerhard Berger ha deslizado la posibilidad de dar una concesión al Aston Martin Vantage DTM y abrir un proceso de post-homologación. Esto implicaría liberar algunas áreas para que R-Motorsport pueda trabajar en el Aston Martin Vantage DTM para ponerse a la altura de sus rivales, proceso que siempre deben aceptar Audi y BMW.

    Así lo refrendaba el propio Gerhard Berger: "La clave ahora son los nuevos motores y uno de los equipos ha ido por el camino equivocado en su desarrollo. Es probable que puedan tener el equivalente a tres años de retraso. Creo que al final estamos ate un caso de interpretación lógica. Se ha cometido un error y les gustaría poder corregirlo. R-Motorsport está en una situación de emergencia y si es posible arreglarlo hay que hacerlo. Da igual la marca que sea, creo que eso está bien. Todos tienen que estar de acuerdo y es un proceso difícil, pero es algo de lo que se puede hablar".

    Fuente: Speedweek / Fotos: DTM