Exclusiva: BMW FSAR, nueva plataforma modular eléctrica

Combina lo mejor de dos plataformas de BMW, la modularidad de la CLAR de tracción trasera y la aplicación de materiales ligeros de la arquitectura LifeDrive de BMW i, un secreto muy bien guardado que desvelamos tras oir rumores sobre la cancelación del futuro i5.

El BMW i5 es el cuarto modelo de la gama de modelos eléctricos de la marca de la hélice, un crossover de lujo capaz de ofrecer una elevada autonomía de 500 km para viajar cómodamente solo con electricidad. 

Es un breve resumen de lo que sabemos hasta ahora de este modelo, pero también se habla de que ha sido cancelado. La realidad es otra bien diferente. Su llegada al mercado se ha retrasado, y el hecho de no tener fecha no significa que se haya cancelado. 

Obviamente, no hay una información oficial emitida por la marca que desmienta o aclare todas estas informaciones, ningún fabricante da pistas, pero nosotros sabemos que BMW ha cambiado la estrategia de electrificación de sus modelos por cuestiones técnicas y de costes.

LifeDrive consta de dos módulos: Life para el habitáculo y Drive para el sistema de propulsión, incluyendo un suelo de aluminio. Esta estructura hace un uso extensivo de CFRP para elevar el nivel de seguridad de los pasajeros, aligerar el peso y conseguir una dinámica de primer orden.

Cuando BMW i nació, se planteó y posicionó como una submarca que nunca apostaría por grandes volúmenes de producción. Sus modelos, el i3, i8 y el próximo i8 Spyder, se desarrollan partiendo de la arquitectura LifeDrive, una estructura completamente nueva que no ha sido adaptada de otras plataformas de BMW como la UKL de tracción delantera o la antigua 35up para modelos de tracción trasera.

LifeDrive: En la parte superior, el módulo Life. En la parte inferior, el módulo Drive.

La arquitectura LifeDrive ha sido utilizada también para desarrollar materiales que se están extendiendo al resto de nuevos modelos de BMW, MINI y Rolls-Royce; por ahora, en paneles de la carrocería.

Pero esta estrategia supone un problema cuando BMW se plantea electrificar su oferta, dotar a cada modelo de una versión puramente eléctrica y plantearse un objetivo: en 2025, alcanzar la cifra de 100.000 unidades de modelos eléctricos

Hasta hoy, contaba con esta arquitectura limitada a BMW i, más la UKL de tracción delantera y la CLAR de tracción trasera en los modelos de BMW y MINI. Una solución descartada era convertir a BMW i en una marca de volumen, pero se ha optado por desarrollar una nueva plataforma modular para electrificación basada en la CLAR de tracción trasera, una alternativa más eficiente en términos de costes y que va a dotar de una mayor flexibilidad a diseñadores e ingenieros.

"Flat Battery Storage Assembly" o FSAR es la nueva plataforma modular eléctrica que permitirá desarrollar modelos con diferentes carrocerías y cuya propulsión sea híbrida, híbrida enchufable o eléctrica alimentada por batería.

De esta forma, la estrategia "Number One> Next" podrá aplicarse a las tres marcas y adaptarse a las nuevas tecnologías de electrificación de forma rápida y eficiente ante cualquier cambio en la demanda.

Y no sólo eso, reducirá enormemente los costes en inversión de herramientas y maquinaria en todas las factorías del Grupo BMW.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto