¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Bosch presenta su nuevo cable de carga universal para coches eléctricos

    Bosch presenta su nuevo cable de carga universal para coches eléctricos
    Nuevo cable de carga para coches eléctricos de BoschBosch
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Bosch también ha asistido al Salón de Múnich IAA 2021. El gigante de los componentes de automoción ha presentado una interesante novedad, un cable de carga para coches eléctricos de tipo universal y más ligero. Una importante solución que permite una carga rápida de hasta 22 kW de potencia.

    Los cables de carga de coches eléctricos son uno de los quebraderos de cabeza de los propietarios, pues no todos son iguales, ni todos admiten la misma potencia, ni se adaptan adaptan a todos los puntos de carga. Una realidad que Bosch ha solventado presentando un nuevo cable de carga estándar válido para todos los eléctricos del mercado, lo que permitirá también ahorrar un pico de dinero con los originales.

    A la venta en 2022, el gigante de los componentes ha presentado este cable de carga en el marco de tecnología del Salón de Múnich IAA 2021, apuntando que también es un 40% más ligero que los que proporcionan los fabricantes, arrojando un peso de solo 3 kilogramos. El fabricante señala que el cable universal cuenta con todos sus componentes rediseñados a una escala menor, disponiendo de una unidad de control específica dentro del conector que se enchufa en el coche.

    Bosch
    Detalle del nuevo cable de carga universal de Bosch para coches eléctricos

    El nuevo cable de carga para coches eléctricos de Bosch, disponible en 2022

    El nuevo cable es una interesante solución para aquellos que disponen de dos cables, uno para los puntos de carga rápidos y otro para las tomas domésticas, por lo que es posible conectar a corrientes monofásicas y trifásicas con una potencia máxima de carga de 22 kW. Además, suma también la particularidad de las pérdidas de energía o la protección ante sobrecargas de la red y calentamientos, continuando con el proceso de carga pero rebajando el suministro de energía a 2,3 kW.

    Bosch ha implantado su tecnología más avanzada para que se permitan cargas de tipo 2 en corriente alterna y también de tipo 3. En el primer tipo, uno de los extremos contiene los dispositivos de monitorización de la carga, mientras que en el otro cuenta con un sensor de temperatura y un dispositivo de corriente residual los componentes que evitan los sobrecalentamientos. De hecho, está preparado para parar el proceso de carga con un modo de seguridad si la situación lo requiere.

    El nuevo cable se venderá tanto a los fabricantes que lo deseen como también a los particulares, a partir de mediados de 2022. Unas intenciones que manifiesta Uwe Gackstatter, presidente de la división de Soluciones de Trenes de Potencia de Bosch, al señalar que «Queremos que el nuevo cable sea un equipamiento estándar para los vehículos eléctricos. Con este cable de carga universal, los clientes tendrán total libertad para elegir si recargar desde una toma de corriente en casa o desde una estación de carga en la carretera».