¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Bosch y Five trabajan en la tecnología de conducción autónoma de nivel 4

    Bosch y Five trabajan en la tecnología de conducción autónoma de nivel 4
    Prototipo de conducción autónoma de nivel 4 de FiveBosch
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    Mercedes ya está lista para la implantación de la conducción autónoma de nivel 3. Próximamente será embarcada en sus nuevos modelos eléctricos, pero la firma de la estrella también ha estado realizando pruebas de nivel 4 con Bosch. Canceladas por el momento, el gigante de los componentes ha continuado con esta avanzada tecnología por su cuenta asociándose con los británicos de Five.

    Hasta hace unos meses, Mercedes y Bosch han estado realizando pruebas de conducción autónoma avanzada en las calles de California, donde obtuvieron el permiso necesario para realizar ensayos de vehículos lanzadera sin conductor. Esto es el nivel 5 de la conducción autónoma, el más sofisticado y al que aspiran todos los fabricantes. Pero la costosa financiación que requiere el desarrollo de la tecnología hizo que ambas empresas cancelasen su colaboración.

    Lo cual no quita que una de las partes avance en la misma línea por su cuenta, y es precisamente lo que Bosch ha hecho. El gigante de los componentes se ha aprovechado de la experiencia adquirida en este campo de la tecnología adquiriendo una empresa británica emergente. Con apenas seis años de trayectoria con coches autónomos, y presente en seis ubicaciones mundiales, Five ahora forma parte del conglomerado de Bosch, cooperando estrechamente en el desarrollo y ampliación de la tecnología.

    Programación de software para conducción autónoma
    Detalle de la programación de software de Five para conducción autónoma / Foto: Five

    Bosch y Five, una alianza para la conducción autónoma sin supervisión

    Por supuesto, se desconocen los términos financieros de la adquisición, pero las dos empresas trabajan conjuntamente en el siguiente nivel de la conducción autónoma, el nivel 4. Este es el siguiente paso teniendo en cuenta que los principales fabricantes ya tienen lista la parafernalia necesaria para la implantación de sistemas autónomos de nivel 3, en el que los coches autónomos serán una realidad a finales de 2022. Mercedes será uno de los primeros, pero seguirá BMW y también las de Stellantis que ya han superado sus pruebas.

    Si el nivel 3 permite que el coche autónomo tome el control de la conducción con la supervisión del conductor y solamente en vías específicas como autopistas y por un tiempo limitado, el siguiente escalón del nivel 4 permite que conducir de forma completamente autónoma en autopistas, al mismo tiempo que realizar aparcamientos en prácticamente cualquier superficie, incluidos en los parking subterráneos a través de las plataformas «Valet», desplazándose incluso sin pasajeros o conductor a bordo.

    Los británicos se encargarán del desarrollo y la confección de las unidades de software de control, además de la generación de una nube virtual de datos para compartir con infraestructuras y otros coches autónomos, disponiendo ya de versiones beta que se están probando en prototipos y en condiciones reales de tráfico. Un ensayo obligatorio para la obtención de datos en cualquier tipo de condiciones y escenarios, lo que permitirá crear entornos de simulación y comprobar el comportamiento de todos los sistemas embarcados a bordo de los vehículos. Una sofisticada red en la que la perfecta relación con los diferentes asistentes de seguridad a la conducción es esencial para el funcionamiento de los coches autónomos.

    Fuente: Bosch