¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Byton paraliza sus operaciones y suspende a todos sus empleados

Byton M-ByteByton

Con un escueto comunicado, Byton ha confirmado que suspende todas sus operaciones, tanto en China como en sus bases internacionales, y envía a la gran mayoría de sus empleados a casa. Por el momento se desconoce la situación exacta de la compañía, pero es evidente la acuciante falta de fondos del proyecto.

Byton parece estar a punto de convertirse en una de las nuevas víctimas de la crisis sanitaria que estamos padeciendo a nivel global. A pesar de que la compañía confirmó recientemente que reanudaba las operaciones en su planta china, tras el parón forzoso provocado por las medidas de confinamiento de ese país, ahora nos encontramos con un anuncio muy diferente, el cese de todas sus operaciones a nivel global.

Según el comunicado de Byton, la compañía ha suspendido a la práctica totalidad de sus trabajadores a nivel global y ha paralizado las operaciones en todas las instalaciones de la marca, tanto dentro como fuera de China. En principio los empleados no están despedidos, se les ha aplicado una medida similar a lo que en nuestro país conocemos como ERTE (expediente regulador temporal de empleo), a la misma vez que se han mantenido unos pocos empleados para las labores administrativas y comerciales necesarias durante este tiempo.

«Como en todas partes, el COVID-19 ha supuesto grandes desafíos para la financiación y las operaciones comerciales de Byton. Como resultado, la Junta Directiva y la gerencia han decidido que la compañía suspenderá temporalmente sus operaciones comerciales en China a partir del 1 de julio durante los próximos 6 meses. Las operaciones en otras regiones también se han visto afectadas. Durante este período, la mayoría de los empleados en China serán suspendidos, mientras que solo un pequeño grupo del equipo será retenido para atender posibles necesidades comerciales. La gerencia y los accionistas de Byton están trabajando estrechamente y en colaboración en la hoja de ruta para el desarrollo futuro de la compañía».

Hace varias semanas Byton despidió aproximadamente al 50 % de sus empleados en Estados Unidos, pero al mismo tiempo reanudó sus operaciones en China a mediados del mes de abril. Por lo que nada nos hacía sospechar que la compañía se pudiera encontrar en graves aprietos financieros. Como podemos ver en el tweet superior, algunas fuentes desde China aseguran que la compañía debe las nóminas de varios meses y que no dispone de energía en sus instalaciones debido a falta de pago.

En teoría, la planta de la compañía estaba ensamblando las unidades de preproducción que iban a servir como prototipos de validación, muchos de ellos ya probados por la prensa internacional. Por lo que el proyecto estaba ya muy cerca de iniciar la producción del BYTON M-Byte en China, del que aseguraban tener decenas de miles de pedidos. Su primer modelo, un SUV de tamaño medio que contaba con un esquema mecánico compuesto por 1 o 2 motores eléctricos con 270 y 400 CV de potencia, respectivamente, y dos packas de baterías posibles, capaces de entregar una autonomías de 480 y 420 kilómetros. Aunque su característica más conocida era la inmensa pantalla que cubría todo el ancho del salpicadero.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto