¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

El calendario del DTM 2023 será «una vuelta a las raíces», pero esquivando el WEC

El calendario del DTM 2023 será «una vuelta a las raíces», pero esquivando el WEC
El DTM se centrará en eventos cercanos a la base tradicional de los aficionados del certamen.
Fernando Sancho
Fernando Sancho5 min. lectura

Martin Tomczyk ha confirmado que el calendario de 2023 del DTM está casi definido y que será una vuelta a los orígenes del certamen. El responsable de la serie también ha hablado de los LMDh y del papel del DTM en este nuevo escenario global.

El DTM avanza en su temporada 2022 con la vista puesta en el próximo año. Así lo confirman las palabras de Martin Tomczyk, ex piloto de Audi y BMW en la serie, campeón de 2011 y uno de los responsables de ITR, promotor del campeonato. De hecho, Tomczyk ha asegurado que el calendario de 2023 está a punto de ser cerrado, con un núcleo de pruebas que permitirá a la serie volver a sus raíces.

¿Y qué significa esto? Pues entre otras cosas que el DTM no va a volver a Reino Unido el año próximo, como tampoco se va a alejar en exceso de su núcleo central, Alemania. Se puede esperar un calendario con hasta diez carreras con un esquema 50-50 en lo que respecta a los eventos dentro y fuera de Alemania. Sin embargo, no se descarta que pueda haber un mayor volumen de carreras en suelo germano.

«Creo realmente que tenemos un producto atractivo [...] sólo hay que saber posicionarse»

Una de las citas lejos de Alemania que está en duda es Imola. Pilotos y equipos apostaron por volver, pero lo cierto es que la afluencia de público fue ridícula. La presión de Lamborghini y de Ferrari por tener una carrera en el país es evidente, pero eso no lo es todo. Salzburgring, en Austria, es una opción muy del gusto de ITR y, al igual que Gerhard Berger, todavía no descarta competir en el Nürburgring Nordschleife.

En este sentido, Martin Tomczyk ha asegurado: «Siempre es agradable cuando corres frente a muchos espectadores. Esa es nuestra base y los aficionados que la forman son de Alemania o de sus regiones cercanas. Creo que el camino que seguiremos será más de regreso a las raíces del DTM. No significa que no viajemos a otros lugares, pero esa es la dirección que seguimos para hacer el calendario».

Convivencia con el WEC

En 2023 arranca la nueva era de la resistencia con la convergencia entre prototipos LMH y LMDh, entre el WEC e IMSA. Al DTM le interesa llevarse bien con el Mundial de Resistencia, ya que gran parte de las marcas que tienen presencia en la serie tendrán un programa en la clase reina del WEC. Eso significa a su vez que un nutrido número de pilotos de la actual parrilla pueden poner rumbo a la resistencia.

En ese sentido, se espera un calendario que evite choques con el WEC y quizá en menor grado con la Fórmula E, aunque Martin Tomczyk confía en la fortaleza de la serie: «Creo realmente que tenemos un producto atractivo. Los LMDh llegan, pero no veo un verdadero conflicto con el DTM a nivel deportivo. De hecho, hay sinergias y siempre es bueno que las marcas estén más involucradas en el automovilismo, sólo hay que saber posicionarse».

Una 'extraña' comparativa

Casi recogiendo el guante de Tomcyzk, el sudafricano Sheldon Van der Linde ha hablado de estas sinergias entre DTM y WEC, asegurando además que los antiguos vehículos 'Class 1' de la serie alemana no son tan distintos a los actuales prototipos LMDh. Una comparativa curiosa, pero que no deja de alimentar este trasvase de talento entre la serie alemana y la clase reina del WEC.

«El LMDh me recuerda mucho al 'Class 1'. El estilo de pilotaje y todo lo que se requiere para ser rápido no es muy distinto. Podría tomar mucho de lo que aprendí con el 'Class 1' y llevarlo al LMDh y adaptarme. La diferencia es la potencia, pero los niveles de carga aerodinámica son aún menores en el prototipo LMDh» ha asegurado el actual líder del DTM, aunque esta idea también ha sido secundada por Philipp Eng.

Fotos: DTM

Temas relacionados