¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    China deberá reflotar su sector del automóvil tras el desplome de las ventas de coches

    Las ventas de coches en China han colapsado por la pandemia causada por el coronavirus COVID-19.

    Los fabricantes de automóviles en China ya están solicitando al gobierno un plan de medidas que permita recuperar a la mayor brevedad posible el sector del automóvil una vez que las ventas de coches han colapsado por la pandemia causada por el coronavirus COVID-19. Se aboga por la eliminación de impuestos a los turismos nuevos.

    El sector del automóvil en China está atravesando unos momentos dramáticos. Las matriculaciones de coches nuevos se han desplomado y la actividad industrial se ha paralizado por completo. Si bien en algunas regiones del gigante asiático se está volviendo a la normalidad poco a poco, el daño ya está hecho. Es por ello que los fabricantes de automóviles ya han salido al paso y solicitan a las autoridades chinas medidas para tratar de reflotar el sector.

    Durante el pasado mes de febrero de 2020 las ventas de coches en China cayeron un dramático 80% con solo 310.000 unidades. Son unas cifras de escándalo si tenemos en cuenta que estamos hablando del primer mercado automovilístico a nivel global. Los fabricantes locales han decidido salir al paso para hacer frente a esta situación y darle la vuelta a la mayor brevedad posible. Ya se ha puesto sobre la mesa toda una serie de medidas específicas.

    Las ventas de coches en China se han desplomado por el coronavirus COVID-19
    Las ventas de coches en China cayeron un 80% en febrero de 2020.

    Entre la «lista de deseos» que han realizado los principales productores de vehículos en China, se encuentra la eliminación y/o recorte de los impuestos sobre las ventas de coches en mercados rurales y una reducción de los requisitos de emisiones de vehículos, según ha recogido la Asociación de Fabricantes de Automóviles de China (CAAM por sus siglas en inglés).

    Chen Shihua, un alto cargo de la CAAM, aseguró lo siguiente sobre las ventas de coches: “Las ventas de coches en China en febrero volvieron a niveles no vistos desde 2005”. Esta situación está afectando especialmente a los vehículos electrificados, cuyas matriculaciones cayeron por octavo mes consecutivo. También se solicita la puesta en marcha de nuevos subsidios para la compra de coches eléctricos e híbridos.

    Lo cierto es que varios analistas chinos señalan que, aunque el gobierno chino está tomando buena nota de estas recomendaciones, es muy poco probable que se lancen tantas medidas políticas: “Medidas como recortes en los impuestos a la compra, apoyo a los mercados rurales y la flexibilización de las restricciones de compra de vehículos propulsados por nuevas energías son razonables y tendrían un impacto inmediato”.

    Concesionario de Nissan en China
    Nissan es una de las marcas que ha retomado, con cuentagotas, la actividad.

    Desde la CAAM señalan que lo más probable es que las ventas de coches en China comiencen a recuperarse en marzo y vuelvan a la normalidad a partir del tercer trimestre de este año. Si el brote es contenido finalmente antes de abril, el primer semestre de 2020 reportaría un descenso del 10% en las ventas de coches en el gigante asiático. Sin embargo, en el mejor de los casos dicha caída podría minimizarse a un 5%.

    La mencionada asociación también ha solicitado que se apoye directamente al sector industrial para que se reanude cuanto antes la actividad a un nivel habitual en las factorías localizadas en la región de Hubei, la más afectada por la pandemia del coronavirus COVID-19. Dongfeng y sus socios Honda y Peugeot han retrasado el reinicio de la producción de coches en Hubei. Nissan también dijo que planea reanudar parcialmente la producción en Xiangyang, otra ciudad en Hubei, así como en su planta de Zhengzhou, Henan.

    Fuente: autonews