¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Citroën prueba el DS3 WRC de 2016 en Portugal

    Citroën Racing ya mira a la próxima temporada y ha comenzado las pruebas con el DS3 WRC de 2016. Los primeros test han tenido lugar en Tavira (Portugal) y en ellas han estado presentes tanto Mads Ostberg como Kris Meeke.

    El Citroën DS3 WRC corresponde a la versión 2015

    Citroën tiene dos frentes abiertos. A falta del Rally RACC de Catalunya y del Rally Gales, todavía puja por el subcampeonato de constructores. Sin embargo, la casa del doble chevron también empieza a mirar a 2016. De hecho, Citroën probó el DS3 WRC 2016 en Tavira. Estas pruebas acometidas la semana pasada en la región del Algarve portugués sirvieron para hacer los primeros kilómetros sobre un World Rally Car que incorpora algunas pequeñas modificaciones para intentar recortar las distancias con los Polo R WRC y mantenerse por encima del resto de vehículos del campeonato.

    Citroën estuvo cuatro jornadas en los alrededores de Tavira y sus dos pilotos oficiales formaron parte de los test. Tanto Mads Ostberg como Kris Meeke se subieron al DS3 WRC, a pesar de que el futuro de ambos pilotos no está confirmado en el equipo. En cualquier caso, el noruego se puso tras el volante del World Rally Car en los dos primeros días de pruebas y Kris Meeke le tomó el relevo. Además, este test sirvió para preparar los tramos de tierra del Rally RACC de Catalunya, siguiente cita del campeonato y que se disputa sobre superficie mixta.

    Respecto a la versión 2016 del Citroën DS3 WRC, los cambios son mínimos. A nivel visual destacan algunos pequeños retoques a nivel aerodinámico, mientras que en principio Citroën no gastará por el momento 'jokers' para mejorar algunas áreas del vehículo como la suspensión y el motor. No obstante, el actual DS3 WRC ha tenido un plan de evolución en tres fases a lo largo de 2015. A principios de temporada mejoraron el motor, en el Rally de Portugal estrenaron un paquete aerodinámico que imita el del Polo R WRC y también han retocado suspensiones y geometrías en la recta final del campeonato.