¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Garantía, reparación y precios de una batería nueva en los coches eléctricos

    La batería del nuevo Volkswagen ID.3 lista para montarse en el nuevo compacto eléctricoVolkswagen

    La clave de los coches eléctricos es la batería. Es el componente más sofisticado y uno de los más caros de los que se encuentran bajo la carrocería. Te contamos cuánto cuesta una batería nueva de repuesto y cómo las marcas procederán en caso de avería.

    En los nuevos tiempos que corren, cada vez son más los que se detienen un momento para valorar nuevos sistemas de propulsión a la hora de comprar coche. Año a año, los coches eléctricos van ganando terreno en la cuota del mercado, convenciendo a unos más que otros, a pesar de que hay supuestos que conviene pensar más detenidamente y no pasar por alto.

    Los tiempos de carga más o menos largos son lo de menos cuando tenemos que pensar en cuánto cuesta una batería. Uno de los componentes más caros y por el que aumenta considerablemente el precio hasta del modelo más pequeño. Pero, ¿cuesta lo mismo una batería de repuesto? ¿Qué ocurre si se estropea en la garantía y después de ella? Estas preguntas te las respondemos a continuación. Lo primero que debes saber es que la mayor parte de las marcas garantizan entre un 70% y un 75% de la capacidad, y si hay algún problema en los 8 años como máximo que están asegurando su funcionamiento, se cambian sin coste.

    Foto Batería Volkswagen ID.3 - tecnología
    Los principales componentes de la batería del nuevo Volkswagen ID.3

    Las baterías de los coches eléctricos, ¿un problema después de la garantía?

    La batería se encuentra alojada dentro de una caja hermética, donde no debe entrar agua si está bien sellada. Además, no se puede acceder a ella sin herramientas especiales y sin cortar la electricidad, lo que hace imposible manipularla. La estructura de protección evita daños en la conducción, y cuenta con un sofisticado sistema de refrigeración que mantiene una temperatura óptima. Sin embargo, las celdas se pueden corromper, por lo que se pierde capacidad.

    De hecho, fabricantes como Audi advierten de que la garantía no cubre el desgaste natural de las células, pero sí si se produce un desgaste excesivo y no justificado. La marca de los cuatro aros también señala que la reparación de una batería con una capacidad inferior al 65% se restaurará a un máximo del 74%. El 26% restante hasta la capacidad total se presupone que es fruto del desgaste natural. Se recupera si corre de cuenta del cliente.

    BMW decidió dar una segunda vida estacionaria a las baterías del i3 con solo tres años de uso. A los de Múnich les costó encontrar una batería con menos del 96% de la capacidad, por lo que los estudios apuntan que las baterías de coches principalmente utilizados en ciudad, pueden contar con 8 años y mantener prácticamente intacta la capacidad, con hasta un 80%.

    Las marcas repararán las baterías, sustituyendo el módulo que almacena la célula dañada

    Los alemanes de «Auto Motor un Sport» han preguntado a las marcas cuánto vale una batería de repuesto, y los precios son para temblar: la de 58 kWh del Volkswagen ID.3 cuesta 14.450 €, mientras que la del BMW i3 con 33 kWh suponen 8.330 Euros, precios para Alemania, sin IVA y sin mano de obra. Audi ni siquiera ha señalado cuánto cuesta la de un e-tron, argumentando que depende de cada caso en particular.

    Mercedes también ha sido consultada, y ha hecho gala de la estrella, al señalar que «Los costes de reparación después del período de garantía dependerán de los deseos y requisitos del cliente. En este momento, no es posible apuntar un precio específico, ya que es difícil estimar la evolución real de los costes a largo plazo». Unas declaraciones que dan a entender que el cliente dispondrá de una oferta con diferentes capacidades, y ya puestos a una nueva, que el propietario decida.

    La gran mayoría de las marcas han diseñado las baterías de forma modular, «vendiendo» que se sustituirá el módulo afectado sin necesidad de cambiar la batería al completo, lo que solo ocurrirá por un problema de fabricación o por accidente. Las principales marcas así lo contemplan en sus manuales de taller, por lo que abaratará considerablemente la reparación. En el caso de BMW, cada módulo de la batería del i3 cuesta 1.200 €, 2.665 € cada módulo del Renault ZOE, y los del nuevo ID.3 cuestan 1.410 €, pero con la mano de obra, de unas seis horas, se va hasta 2.000 Euros. No es una reparación muy costosa, en combustión las hay más caras.

    Fuente: Auto Motor und Sport