¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La caja negra EDR será obligatoria en los coches nuevos a partir de 2022

    La caja negra EDR será obligatoria en los coches nuevos a partir de 2022
    Detalle de un registrador de eventos, por ejemplo, para airbags
    Fran Romero
    Fran Romero4 min. lectura

    La Unión Europea ya ha avisado a los fabricantes. A partir de mayo de 2022, todos los coches nuevos contarán con el limitado de velocidad inteligente, el famoso ISA. Pero no es el único, porque viene acompañado de otro que se ha demandado en el tiempo, y que se creía solamente para la conducción autónoma más avanzada. Apodado como caja negra, el registrador de eventos también será obligatorio.

    Han sido muchas las voces que han demandado una caja negra a bordo de los coches para saber todo lo que ocurre durante la conducción, una información especialmente útil en caso de accidente. Este sistema ya se equipa en los coches como parte del accionamiento de los airbags, por lo que su funcionamiento está precisamente limitado a esta función. Desde mayo de 2022, la caja negra vendrá equipada en todos los coches nuevos.

    Comúnmente así llamado, técnicamente se trata del «Registrador de datos de eventos». El EDR se ha diseñado para que funcione permanentemente, no es desconectable y tampoco sabremos dónde se ha instalado la famosa caja negra para evitar su manipulación. La Unión Europea establece en su reglamento que solamente se registrarán los datos de velocidad, frenado, posición y pendiente de la carretera, el estado y la velocidad de activación de todos los asistentes de seguridad del vehículo e, incluso, el momento exacto de la llamada de emergencia realizada automáticamente.

    Foto Limitador inteligente de velocidad ISA
    El limitador inteligente de velocidad ISA acompaña a la caja negra, obligatorios desde 2022 / Foto: ETSC

    La caja negra en los coches, un paso más hacia la conducción autónoma

    El organismo europeo también se ha hecho eco de las dudas sobre la privacidad del sistema EDR, señalando que no almacenará ni matrícula ni datos de identificación, como el bastidor. De este código, solo contendrá la secuencia del bastidor, a excepción de los cuatro últimos dígitos. Así, pues, serán los datos estrictamente de la conducción, y en caso de que se produzca un accidente, también grabará los eventos que se produzcan incluso después del mismo.

    Todo lo necesario para poder reconstruir los accidentes de la forma más precisa. Un importante paso adelante que pone las piedras para las nuevas funciones de conducción autónoma que llegarán en los próximos años. El limitador ISA y el grabador de eventos sientan las bases para otros tantos que serán de serie, y obligatorios, tan solo dos años después. Es decir, desde mayo de 2024, todos los coches nuevos vendidos en la Unión Europea deberán de contar con los siguientes asistentes, incluidos en el Reglamento de la UE 2019/2144, que entrará en vigor oficialmente el 6 de julio de 2022:

    • Detector de fatiga
    • Detector del nivel de atención del conductor
    • Asistente de distracciones del conductor
    • Activación automática de la señal de parada de emergencia
    • Alerta de tráfico cruzado trasero
    • Alcoholímetros con bloqueo del encendido

    El gran problema que surge es quién tendrá acceso a esos datos, si solo los encargados de reconstruir un accidente o serán necesarios permisos específicos de autoridades judiciales. Supuestamente son del propietario del vehículo, si bien hay juristas que entienden que el hecho de ocasionar un accidente o ser parte del evento, tan derecho de propiedad desaparece, mientras que otros consideran todo lo contrario. El debate,por ahora, está servido.