¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Así ha evolucionado el diseño del Dacia Sandero, analizamos su cambio de aspecto

    Dacia Sandero 2021 vs. Sandero 2020Motor.es

    Esta semana ha sido presentada la nueva generación del Dacia Sandero, incluyendo su variante de estética campera, el Dacia Sandero Stepway. Confrontamos ambas generaciones para analizar el enorme cambio estético que ha dado esta nueva generación del popular utilitario rumano.

    El Dacia Sandero es uno de los pilares principales de las ventas de la compañía rumana en Europa. El popular utilitario cuenta con una oferta inmejorable en lo que a precio se refiere, por lo que no es de extrañar que los clientes de este segmento se decidan por el pequeño urbano del sello Dacia.

    El Dacia Sandero de nueva generación ha dado un salto evolutivo notable, haciendo gala de un esquema estético muy renovado que además le otorga una imagen de mayor calidad y empaque al modelo. Con esta serie de fotos comparativas vamos a analizar las distintas novedades estéticas de esta nueva generación, para lo cual hemos preferido centrarnos en la variante campera o crossoverizada, el Dacia Sandero Stepway, pues cuenta con un diseño más rico y elaborado.

    Frontal más agresivo.

    La mirada del nuevo Sandero es mucho más agresiva.

    Si el frontal es la cara de cualquier coche, el frontal del Dacia Sandero de tercera generación es un rostro mucho más atlético y agresivo que el de su antecesor. Es evidente que las intenciones de los diseñadores de Dacia pasaban por darle al modelo una imagen mucho más provocativa y deportiva que la del modelo actual, aunque si nos fijamos con atención podemos ver una clara evolución de los rasgos de la segunda generación. Por lo que no hay realmente una ruptura total.

    A pesar de que son modelos muy diferentes, podemos ver que el frontal de ambas generaciones cuentan con la misma estructura y elementos, aunque en el caso de la segunda generación estos aparecen prácticamente horizontales. Si nos fijamos en las formas y la posición de la parrilla, la rejilla inferior, y las propias ópticas, podemos ver que estas están realizadas con líneas rectas paralelas al suelo. Mientras que el nuevo modelo parte de este mismo esquema pero estiliza todas las formas del frontal, estrenando una rejilla con elementos metálicos más delgados y elaborados, unas ópticas más afiladas y nuevas molduras que parecen formar las entradas laterales, con líneas más dinámicas.

    Silueta más musculosa

    El pilar C es la mayor novedad.

    Aunque normalmente el lateral es una zona menos importante para un utilitario del segmento B, podemos ver que los diseñadores de la marca rumana han creado una silueta mucho más esbelta y musculada gracias a la incorporación de nuevas superficies y volúmenes abombados, que son más evidentes en la zona superior de las ruedas, donde desaparecen los pasos ligeramente marcados del anterior Sandero para adoptar unos paneles sobredimensionados cuyas curvas se dejan ver más claramente, cerca de la línea de cintura del modelo.

    Un detalle muy importante y que es una de las mayores novedades estéticas del Sandero III es el pilar trasero. Este sigue siendo prácticamente igual de ancho que el de su antecesor, pero los diseñadores han jugado con las líneas y los marcos de la ventanilla para simular un montante más fino y estilizado, que continúa el quiebro de la línea inferior de las ventanillas. Otro detalle de calidad es el pilar B oscurecido, lo que estiliza considerablemente la vista lateral y ofrece una imagen de más calidad visual.

    Trasera más dinámica

    Muchos cambios en la zaga.

    Las novedades estéticas del Sandero no acaban en los laterales, pues la vista trasera es la más personal de esta nueva generación del utilitario rumano. Aquí no encontramos una evolución del esquema estético de su antecesor, sino un diseño prácticamente nuevo gracias a un paragolpes más estilizado que cuenta con una zona negra mayor y una protección metálica considerablemente más grande, y sobre todo, a las nuevas ópticas traseras.

    Si en las ópticas delanteras encontramos una imagen más afilada y con el toque de calidad de la luz diurna LED, en los pilotos traseros encontramos unas gráficas con forma de flecha que ofrece una imagen notablemente más moderna al modelo. Esto supone que si nos fijamos solo en la zaga tengamos la sensación de encontrarnos mirando un modelo completamente distinto.