¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Dakar 2019: Laia Sanz 'salta' del sofá a su noveno Dakar

Laia Sanz ha estado tres meses de baja por una doble infección vírica y bacteriana que casi le deja sin Dakar.

En la presentación de su proyecto para el Dakar 2019, la catalana ha reconocido que llega a Perú peor preparada que nunca.

Laia Sanz estará en la salida del Dakar 2019 en Lima. Lo que a priori no tendría que ser una novedad, es la mejor noticia que podía dar la catalana. No obstante, la piloto española ha estado los últimos tres meses recluía en casa como consecuencia de una doble infección vírica y bacteriana. A punto de renunciar al rally, Laia ha sacado fuerzas de flaqueza y estará a los lomos de su KTM 450 Rally con el dorsal #17 para disputar su noveno Dakar. Aunque empezar el rally es ya de por sí un éxito, Laia Sanz reconoce que es el Dakar al que llega peor preparada y con menor ambición.

De hecho, Laia no ha podido subirse de nuevo a la moto hasta diciembre, después de superar una mononucleosis infecciosa provocada por el virus de Epstein-Barr y un episodio de fiebre Q provocada por una bacteria llamada Coxiella Burnetii, así como una neuropatía. De hecho, la catalana ha tenido que renunciar a participar en el Rally de Marruecos, así como en los test que ha completado el equipo oficial de KTM en las últimas fechas: "Estos últimos meses han sido complicados porque el Dakar se acercaba y yo estaba en casa casi sin poder hacer vida normal. De la cama al sofá, cero gimnasio, nada de moto".

Durante el acto de presentación de su proyecto para el Dakar en 2019, Laia Sanz ha explicado como han sido estos últimos meses: "Ha sido un proceso muy duro y muy molesto. Realmente he sufrido mucho, pero hace algo más de una semana empecé a encontrarme bien y desde entonces he podido comenzar los entrenamientos de verdad. Hasta ahora sólo había ido al gimnasio más para hacer recuperación que para entrenar, así que llegaré al Dakar con menos de un mes de preparación, después de estar parada desde el mes de agosto. Para mí, este año es un éxito llegar a la línea de salida estando sana".

En esta línea, Laia ha añadido: "No llego como querría, ni mucho menos. Después de tanto tiempo, me faltará ritmo y velocidad. Tampoco he podido entrenar la navegación, pero en este caso, la experiencia puede compensarlo un poco. Lo que me preocupa de verdad es mi estado físico y cómo aguantaré las etapas largas. Otros años, estando al doscientos por ciento lo pasaba mal, así que estoy mentalizada de que sufriré mucho. No tendré presión por el resultado, porque no me puedo exigir nada. Quizá haya un día de navegación difícil en que me acompañe la suerte. Será una auténtica incógnita".

Dejando atrás su estado físico y su corta preparación, Laia Sanz reconoce también que será un Dakar extraño a nivel deportivo al disputarse íntegramente en Perú y con un recorrido que tiene menos etapas y días de competición: "Después de haber corrido en ediciones del Dakar que recorrían dos o tres países, este año se compite en Perú. No sé como evolucionará la carrera, pero creo que competir al sprint no me beneficia. En motos todo está muy abierto, con seis o siete pilotos que pueden optar a la victoria. En mi caso habrá que tirar de experiencia y motivación para suplir la baja forma".

Fotos: Laia Sanz - Soficat

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto