¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Así ha sido el desarrollo del Volkswagen Polo GTI R5

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    Gerard-Jan de Jongh, líder del proyecto del Volkswagen Polo GTI R5, explica paso por paso como ha sido su concepción.

    Con cerca de 10.000 kilómetros de test, el nuevo coche 'carreras-cliente' de la marca alemana está listo para su debut.

    Todo está listo para el debut competitivo del Volkswagen Polo GTI R5 en el Rally RACC de Catalunya. El trabajo de dos años se cierra en los tramos de la penúltima cita del WRC donde Eric Camilli y Petter Solberg serán los encargados de estrenar el nuevo vehículo 'carreras-cliente' del fabricante alemán. A partir de entonces, la marca asumirá la entrega de las 15 primeras unidades -todas están ya vendidas- y comenzará la producción en 2019 de otras 35 unidades más del Polo GTI R5, una de las cuales irá a parar a manos del propio Petter Solberg, en pos de apoyar la carrera de su hijo.

    Tras dos años de trabajo y 10.000 kilómetros de pruebas, una de las personas más satisfechas con este estreno es Gerard-Jan de Jongh, líder del proyecto: "El proyecto comenzó una semana después del Rally de Australia de 2016. Empecé tan pronto como llegué a mi oficina. La idea surgió de François-Xavier Demaison, director técnico de Volkswagen Motorsport. Él ha estado muy involucrado en el desarrollo del Polo GTI R5. Ha participado desde el diseño del concepto básico, hasta en la búsqueda de los proveedores adecuados. Hemos logrado mantener una serie de socios fiables de nuestra etapa en World Rally Car como Xtrac, Bosch, ZF Sachs y Alcon".

    En esta línea, De Jongh rememora: "El diseño del chasis, motor y suspensión tiene equipos de diseño distintos. El coche tenía que basarse en la generación 2017 del Volkswagen Polo, pero todavía no estaba disponible cuando empezamos su desarrollo. Hubo que trabajar con simulaciones de ordenador, pero tuvimos el chasis listo relativamente pronto. De ahí, fuimos al túnel del viento. No hemos adaptado casi ningún componente del Polo R WRC y aunque sería posible construir un R5 más eficaz, sería demasiado caro. Este R5 es el mejor producto que se puede construir utilizando el presupuesto fijado y las piezas de producción que estipula el reglamento".

    A modo de balance, Gerard-Jan de Jongh concluye: "Como regla básica hemos buscado un compromiso entre rendimiento y coste. A nivel de motor optamos por el propulsor EA888, similar al bloque de 2.0 litros presente en el Polo GTI, aunque modificado para adaptarlo al reglamento. El primer test del coche completo tuvo lugar en noviembre de 2017. Desde entonces Dieter Depping, Pontus Tidemand, Petter Solberg, Marcus Grönholm, Raimund Baumschlager, Eric Camilli y Emil Lindholm han probado el coche en un programa de test muy exigente. El coche se ha probado a -16º C y a 40º C, a nivel del mar y a más de 2.800 metros para hacer un total de 10.000 kilómetros de test".

    Fotos: Volkswagen Motorsport