¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Caso #Dieselgate: una semana cargada de titulares

    La industria del automóvil ha protagonizado durante esta semana sonoros titulares, dentro del escándalo de las emisiones contaminantes en general. Nombres como Volkswagen, Daimler o Mitsubishi han dado que hablar, y no para bien, respecto a cuánto contaminan los coches en realidad.

    Para no perdernos entre las múltiples informaciones que han salido estos días, las hemos agrupado en cuatro grandes bloques informativos:

    Volkswagen pacta con la justicia de EEUU y declara pérdidas

    El fabricante alemán, al terminarse el plazo para dar una solución al problema de los Clean Diesel en Estados Unidos, llegó a un principio de acuerdo. Los propietarios de modelos 2.0 TDI serán indemnizados con 5.000 dólares, y se les ofrecerá la posibilidad de recomprar sus coches, cancelar contratos de leasing o modificar los motores para legalizarlos plenamente.

    Previamente ya se les ha ofrecido 1.000 dólares de compensación

    A las pocas horas de conocer dicho acuerdo, se anunciaron los resultados fiscales de 2015. Pese a haber tenido unos beneficios de 12.800 millones de euros, como se han provisionado 16.900 millones para hacer frente a los costes de la crisis, se ha declarado una pérdida operativa de 4.100 millones. El dividendo se ha recortado en más de 90%, pero los accionistas se llevarán algo.

    Esperábamos el informe de la investigación interna de Volkswagen, pero su publicación se ha pospuesto. Los abogados de la empresa han aconsejado no revelar los resultados de las pesquisas, si bien pueden anunciarse más adelante, ahora puede poner a la empresa en peligro.

    Mitsubishi eK

    Mitsubishi mintió en Japón sobre el consumo de cuatro modelos

    Aunque inicialmente parecía un bombazo informativo, en realidad es un caso relativamente leve. Unos 625.000 coches urbanos (eK, eK Space, DayZ y DayZ Roox) homologaron un consumo inferior al real por haber hecho las pruebas con neumáticos sobreinflados. La discrepancia está en torno al 10%, lo cual no es ninguna burrada.

    El alcance del escándalo se ciñe al mercado doméstico japonés

    Según Mitsubishi España, no hay afectado un solo coche en España. Visto así, no parece un enorme problema, pero la cotización bursátil de Mitsubishi recibió un duro golpe en solo dos días, un 31% de caída. A nuestro país no ha llegado ni uno de esos coches.

    Mitsubishi mintió para hacer que sus kei car tuviesen una ventaja competitiva respecto a sus rivales. Colateralmente se ha visto afectado Nissan, pues Mitsubishi fabrica para ellos los DayZ y DayZ Roox. Estos modelos tienen 64 CV y motores tricilíndricos de gasolina.

    Resultados de pruebas de emisiones en carretera a coches Euro 6. Todos superan el umbral despunteado (80 mg/km, el límite legal) y tienen una media de emisiones de 500 mg/km

    Problemas en Europa

    El Ministerio de Transporte del Reino Unido publicó un interesante informe que se ha presentado ante el Parlamento. En él se analizan los resultados de pruebas en laboratorio y carretera de 37 modelos que se venden mucho en ese país. Ninguno cumple con la normativa europea, ni los Euro 5 ni los Euro 6, tan pronto salen a carretera.

    En las conclusiones del informe no se acusa a ningún fabricante de hacer trampas, salvo Volkswagen

    Las discrepancias entre laboratorio y realidad se deben a las técnicas de "cycle beating", pero son totalmente legales. Una cosa es aprovechar las optimizaciones que permite el reglamento de homologación, y otra bien distinta preparar los coches para que solo rindan bien en dichas pruebas (aunque parece lo mismo, no lo es).

    En Alemania, la KBA pedirá que 630.000 coches de las marcas Audi, Mercedes-Benz, Opel, Porsche y Volkswagen pasen por taller. Tienen que reprogramarse, ya que las emisiones son muy altas en condiciones concretas de circulación, y también es algo legal. En Francia, las oficinas de PSA Peugeot Citroën (ahora Grupo PSA) han recibido la visita de los investigadores, que ya han inspeccionado previamente a Renault. De momento esto último no ha tenido consecuencias.

    Daimler, bajo sospecha

    En teoría, Mercedes-Benz y su empresa matriz no han hecho nada ilegal, pero un grupo de clientes no está de acuerdo. El bufete Hagens Berman ha puesto una demanda colectiva a Daimler, ya que haciendo pruebas en carretera sus coches exceden los límites de emisiones de Estados Unidos, entre 8 y 30 veces más. Creen que Daimler también ha hecho trampas homologando sus motores diésel BlueTEC.

    A raíz de dicha acusación, el Department of Justice ha iniciado una investigación contra Daimler. El fabricante asegura estar colaborando con las autoridades, y que no tienen nada que ocultar. Formalmente no hay ninguna acusación contra Daimler, pero si se encuentran indicios de fraude, ya sabemos qué es lo que puede pasar.

    En Europa se ha acusado a Mercedes-Benz por las pruebas realizadas a un C 200 CDI del 2011 (Euro 5) a petición de la ONG Deutsche Umwelthilfe (DUH). La misma organización ha señalado con el dedo acusador también a Renault y a Opel, al haberse superado también los límites de emisiones de Espace 1.6 dCi y Zafira Tourer 1.6 CDTI. Los resultados variaban mucho, dependiendo de si los coches estaban calientes o fríos.

    Seguiremos informando...