Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El viejo Dodge Charger Daytona frente al actual Charger Hellcat en el túnel de viento

El actual Dodge Charger Hellcat frente a los clásicos Dodge Charger R/T y Charger Daytona "wing car" en el túnel de viento.

Interesante vídeo en el que podemos ver las enormes diferencias aerodinámicas entre las distintas variantes del modelo, sobre todo las de los clásicos muscle car.

Dodge Charger Daytona, el primero de los “wing cars”.

Aunque estamos acostumbrados a ver comparativas entre distintas generaciones, normalmente estas se realizan en modo estático y como comparativa visual, en algunas ocasiones como mucho podemos analizar las diferencias técnicas y dinámicas de ambos modelos, pero nunca antes habíamos visto como se comparaban las configuraciones y resultado aerodinámico de dos generaciones tan dispares.

En este caso nos encontramos con el Dodge Charger actual, un sedán deportivo, que en su versión Hellcat es todo un monstruo del asfalto, frente a sus antecesores, los Charger de finales de los sesenta. Aunque el nuevo modelo tan solo mantiene el nombre puesto que el Charger original no era un modelo de 4 puertas, como sí lo es el modelo actual.

El Charger R/T es uno de los muscle car más admirados, pero su versión Daytona, uno de los dos célebres “wing car”, es todo un mito de la época y uno de los modelos del segmento más reconocibles. A nivel técnico realmente se trata de un Charger convencional, las diferencias mecánicas y de bastidor son mínimas. Donde vamos a encontrar las novedades es precisamente en el plano aerodinámico.

Charger R/T 1969.

Dodge tenía un problema de velocidad en los circuitos ovales de mayor distancia, donde se alcanzaban las velocidades más altas, de ahí que trataran de desarrollar una versión que fuera más veloz. Como ya te contamos en su día, los de Dodge acudieron a la división aeroespacial de Chrysler, allí unos de los ingenieros de misiles, John Pointer, les esbozaba una silueta sobre la imagen de un Charger de 1968, con el frontal en cuña y un enorme alerón trasero. Alerón que provocó mil y un rumores (todos ellos falsos) debido a su gran tamaño.

En el túnel de viento podemos comprobar como esta y otras medidas, como enrasar de diferente manera el parabrisas y la luna trasera, afecta positivamente a su resultado aerodinámico, provocando más estabilidad y menos resistencia al avance.

Lo que es curioso, y menos sorprendente, es que el Charger actual, con un frontal casi plano y un discreto spoiler trasero, ofrece mejores resultados. Evidentemente gracias a un estudio aerodinámico más completo y complejo.

Fotos: Youtube Autofocus.ca

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto