¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El BMW M8 GTE también está de test en Portimao

    El BMW M8 GTE también está de test en Portimao
    13
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    BMW Motorsport ha comenzado un test con su nuevo BMW M8 GTE en Portimao tras su debut en las 24 Horas de Daytona.

    La firma alemana apura los plazos tras comprobar que el nivel de su GTE está todavía lejos del que tienen sus rivales del Mundial.

    Trazada del BMW M8 GTE en Portimao

    Los plazos son cada vez más cortos hasta el inicio de la 'súper' temporada 2018-19 del WEC y en BMW Motorsport saben que los deberes no están hechos del todo. El debut del BMW M8 GTE en la clase GTLM de las pasadas 24 Horas de Daytona no fue del todo positivo y aunque la marca compitió con un 'Balance of Performance' favorable, el nuevo GT de la firma de Baviera se quedó lejos en términos de vuelta rápida y ritmo de carrera de algunos de los rivales que tendrá en el WEC y en las 24 Horas de Le Mans.

    Para intentar corregir este deficitario arranque, BMW Motorsport ha comenzado un nuevo test con el BMW M8 GTE en Portimao, circuito en el que está compartiendo pista con el Toyota TS050 Hybrid. Esta sesión de pruebas, primera que se celebra en Europa tras el estreno del coche en Daytona, debería servir para que la marca de nuevos pasos hacia los ajustes que tendrá su coche en la primera fase de la temporada en el WEC, toda vez que la configuración no es exactamente idéntica a la que cualquier GTE utiliza en IMSA. Con necesidad de sumar kilómetros, el trabajo es incesante.

    El BMW M8 GTE debutará de forma oficial en Europa en las 6 Horas de Spa

    No obstante, el margen de mejora parece amplio, a un lado y al otro del Atlántico. De hecho y mirando ya a las 12 Horas de Sebring, siguiente cita competitiva que afrontará el BMW M8 GTE en Estados Unidos, el GT alemán ha recibido algunos ajustes de rendimiento favorables que pasan por un aumento del uso del turbo de 5.000 a 7.500 rpm, aumento de potencia que por otro lado se ve limitada a bajas vueltas, en el rango de 2.500 a 4.000 rpm. Además, el BMW M8 ha recibido un aumento de dos litros en la capacidad de su depósito.

    En este aspecto y dejando a un lado el nivel que pueda tener el M8 GTE en Estados Unidos, la gran preocupación de BMW Motorsport es la enorme competitividad que hay en la categoría LMGTE-Pro del WEC, algo que no es fácil de asumir para un fabricante que llega de cero.

    Al propio desarrollo del BMW M8 GTE hay que sumar el excelente nivel del Ford GT y del Porsche 911 RSR con motor central, por no hablar del rendimiento que puede alcanzar el Ferrari 488 GTE con las evoluciones que se le han aplicado. Además, Aston Martin Racing estrena nuevo coche basado en la experiencia recogida durante muchos años en la categoría.

    El BMW M8 GTE en acción en el trazado de Portimao

    Fotos: Motor.es

    El BMW M8 GTE también está de test en Portimao