¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El nuevo GMC Hummer EV sigue siendo absurdo, pero un poco menos

    Las reservas del GMC Hummer EV Edition 1 se agotaron en 1 hGMC

    Comienza con muy buen pie uno de los productos estrella de General Motors para esta década que tan torcida ha entrado. Puede decirse que ha despertado mucho interés, las primeras unidades ya han sido pre-reservadas, que no vendidas, ojo.

    Mi compañero Sergio ya os lo contó hace unas horas. Las primeras unidades de producción del nuevo GMC Hummer EV, que corresponden a la versión de lanzamiento -y la más cara- en solo una hora han sido todas asignadas. Como ya os comentamos, el número de unidades de la primera edición no lo sabemos, pero algunas fuentes hablan de 1.000.

    Cometeríamos un gran error si dijésemos que son 1.000 unidades con dueño. Para entendernos, cada una de las reservas, como eran de 100 dólares, eran como pedir sitio para la cola de la pescadería. Según se acerque la producción, el que hizo la reserva puede echarse atrás o hacer frente a los primeros pagos. La reserva se supone que es intransferible.

    El resto de versiones se pueden reservar, la primera edición ya no

    La marca GMC ha hecho exactamente lo mismo que Tesla con el Cybertruck, poner las reservas a solo 100 dólares, bastante lejos de los 5.000 dólares que pedían por las primeras unidades del 2012 Tesla Model S, y esa recaudación se hizo en ¡abril de 2010! Fueron 500 reservas en una semana. Pero el Cybertruck acumuló 250.000 reservas antes de terminar noviembre de 2019.

    GMC ha copiado una estrategia que a Tesla le ha funcionado bien

    La industria del motor en Estados Unidos ha hecho ya varios lanzamientos con propulsión eléctrica usando el modelo de reserva reembolsable, lo cual ha servido para financiar parte de los programas. Como podréis imaginar, el GMC Hummer EV ni siquiera ha sido homologado. Tampoco el Cybertruck.

    Estas reservas tan numerosas en horas apenas han necesitado esfuerzos, al menos en el plano publicitario, solo con informaciones en prensa y redes sociales

    Parece que es un modelo comercialmente hablando más interesante que el de algunas marcas japonesas, que han hecho lanzamientos de tantísimo éxito que las fábricas acumulan meses de lista de espera por subestimar la demanda. En Estados Unidos al revés, miden la demanda con la reservas, previamente, y obviamente las alimentan con gran expectativa. Y no solo miden la demanda, saben qué equipamientos, colores... van a querer los clientes.

    Podemos usar el término «hype» si queréis, aunque está más ligado al mundo de la tecnología o los videojuegos. A través de pequeñas píldoras los potenciales clientes van aumentando el deseo sobre el producto, y cuando se les ofrece una reserva por una cantidad simbólica corren como las señoras en los días de las rebajas en los años 80.

    Por otra parte, GMC también ha copiado la jugada de Tesla. Las primeras unidades del Hummer EV que se han asignado tienen un precio cercano a los 112.600 dólares, que está ya en terreno de coches de gama muy alta, aunque no tanto de lujo. Es el más potente, el de tres motores, equipadísimo y con muchas baterías.

    El GMC Hummer EV no es un vehículo que sirva para cumplir con necesidades elementales, como en su día pasó con los SEAT 600 o los Trabant

    Debe ser que había mucha gente sedienta de tener un Hummer, pero no como los de antaño, que necesitaban llevar un camión cisterna detrás de ellos, sino uno eléctrico. Honestamente, creo que pocas personas con conciencia ecologista se harían con un coche así. Para ser un eléctrico, gastará mucha energía.

    Es más, a nadie le debería extrañar que haya gente que, como ya tiene reserva, tiene un año para hipotecarse, pagar por una de las primeras unidades, y como la producción irá lenta y se acumulará lista de espera, vender a un precio más alto a un impaciente que lo quiera ya. «Es el mercado, estúpido».

    Y pasará lo mismo con los Hummer de gasolina, que más que verlos exclusivamente en los desiertos y en zonas de difícil acceso en manos de enfermos del 4x4, los veremos circular por grandes ciudades como «vehículos urbanos», eso sí, en manos de gente con mucho dinero. Porque es un coche muy caro.

    Os lo comentamos ya, la versión "base", Hummer EV², tiene un sticker price de 79.995 dólares, muy por encima de lo que cuesta un Ford F-150, un Chevrolet Silverado o un GMC Sierra. Pero claro, hablamos de algo bastante más exclusivo. Los primeros pick-up eléctricos serán un poco elitistas. El más barato será el último en producirse.

    La producción comenzará en otoño de 2021

    En Europa veremos muy pocos, aunque alguno acabará cayendo. Puede que algún día las autoridades europeas lleguen a la conclusión de que no todos los eléctricos han de gozar ventajas, porque no es lo mismo un utilitario eléctrico que un monstruo de más de dos toneladas y con más potencia que cuatro autobuses juntos. Hummer no ha dejado de ser Hummer, aunque se agradece el avance.