¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • El precio de los combustibles y cómo ahorrarte unos euros al repostar

InfografíaEl precio de los combustibles y cómo ahorrarte unos euros al repostar

Con el precio de los combustibles por las nubes, en máximos históricos, ¿qué podemos hacer para ahorrarnos unos euros cada vez que repostamos en la gasolinera?. Os presentamos una interesante infografía que resume el por qué del precio de la gasolina y del diésel, así como proporcionar unos pequeños consejos prácticos para ahorrar en cada repostaje.

Últimamente, cuando acudimos a la gasolinera a repostar combustible, ya sea gasolina o diésel, nos damos cuenta de que cada vez nos cuesta más llenar el depósito de nuestro coche. El litro de diésel o gasolina está actualmente en máximos históricos en España, y ya casi no nos sorprende ver el precio del combustible rondar o incluso superar en determinados casos los 1,5 euros por litro.

Prácticamente la mitad del precio de combustible se debe a los diferentes impuestos, que en algunas comunidades son todavía mayores debido al "céntimo sanitario". En donde realmente hay margen es en la otra mitad restante del precio, y aquí observamos cómo a veces las diferencias entre las diferentes gasolineras son mínimas, a consecuencia de la escasa competencia que hay en el sector (y ya no hablemos de "pactos de precios" en la sombra).

¿Qué podemos hacer para ahorrarnos unos cuantos euros cada vez que repostamos? Puede parecer poco, pero si echas cuentas, descubrirás que al cabo de un año, y a pocos kilómetros que recorras, el ahorro no es despreciable. En Mi Dinaru Blog han realizado una infografía con unos pequeños consejos, que intentaremos ampliaros para que cada vez que repostéis ahorréis un poco de dinero.

Infografía: El precio de la gasolina. Trucos para ahorrar al repostar - An Infographic from Mi Dinaru

Repostar siempre hacia el inicio de semana, preferiblemente el lunes

Estadísticamente, está demostrado que las gasolineras suelen ir subiendo sus precios conforme avanza la semana y se acerca el fin de semana. También suele ser más cara en puentes y festivos, así como en vacaciones. Los lunes el precio suele ser algún que otro céntimo menor que durante el resto de la semana.

Compara precios de las diferentes gasolineras de tu zona o trayecto habitual

Quizás no te compense recorrer muchos kilómetros por una gasolinera sólo un poco más barata, pero si esta está cerca de tu zona de residencia, o cerca de tu recorrido habitual en coche, sí compensa de forma clara. Puedes comprobar qué gasolinera es la más barata de tu zona en páginas web como gas.encooche.com o en aplicaciones móviles como Gasolineras baratas o Gasolineras España (para móviles Android).

Muchas gasolineras independientes, no pertenecientes a grandes corporaciones petrolíferas, suelen tener sus precios unos céntimos más bajos, así como las gasolineras de hipermercados. Y por la calidad del combustible en teoría no deberías preocuparte: están sometidas a controles periódicos y, en algunos casos, el suministrador es el mismo que el de otras de mayor "renombre".

Usa tarjetas de descuento para pagar

Muchas gasolineras (Repsol, Cepsa o Galp, por ejemplo) cuentan con tarjetas de fidelización propias con descuento, con las que puedes pagar y ahorrarte unos cuantos céntimos por litro. También al repostar en hipermercados como Carrefour, Alcampo o Eroski, si haces uso de sus tarjetas propias para pagar, te beneficiarás de un pequeño descuento por litro. Y algunas tarjetas de crédito estándar también incluyen un ahorro o descuentos en determinadas gasolineras.

Consumir menos también depende de ti y de tu coche: conducción eficiente

Por último, pero no menos importante. El gasto en combustible no sólo depende del precio del mismo, también puedes ahorrar tú mismo con tu coche. Y esto ya depende únicamente de ti. Para empezar, un correcto mantenimiento de tu coche, en detalles como respetar las especificaciones del fabricante en cuanto a mantenimiento o revisiones, o llevar de forma correcta la presión de los neumáticos, pueden hacerte consumir menos.

Y tampoco te olvides de una conducción eficiente. Te sorprenderás de cuánto puedes reducir el consumo si conduces de forma consciente de forma eficiente, evitando acelerones y frenadas bruscas (usando también el freno motor en la medida de lo posible), manteniendo una velocidad lo más constante posible y circulando en un régimen de motor adecuado, cambiando a una marcha superior lo más pronto posible.

Para ello, te aconsejo que leas nuestro especial de conducción eficiente: reducirás el consumo, aumentarás los kilómetros recorridos por depósito y visitarás menos la gasolinera.

Fuente: Dinaru.com

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto