¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Elfyn Evans tras perder el título del WRC: «Estoy realmente destrozado»

    Elfyn Evans echó por tierra su gran temporada con un error en el Rally de Monza.

    Elfyn Evans no ha ocultado su decepción tras perder el título del WRC con Sébastien Ogier en el Rally de Monza.

    El piloto galés cometió un error de pilotaje que además le ha costado a Toyota Gazoo Racing el título de constructores.

    Elfyn Evans fue el gran derrotado del Rally de Monza. Pese a depender de sí mismo para lograr su primer título del WRC, el piloto galés cometió un error de pilotaje en el SS11 que acabó con su Toyota Yaris WRC fuera de pista. Un fallo que no sólo dejo sin opciones a Evans de terminar justo por detrás de Ogier y asegurar el campeonato, sino que también privó a Toyota Gazoo Racing de lograr el título de constructores. Sin duda, un duro golpe para un Elfyn Evans que no podía ocultar su enorme frustración por todo lo sucedido en Monza, pese a reconocer el buen trabajo de Ogier.

    De hecho, Elfyn Evans apenas podía contener sus emociones a la finalización del Rally de Monza: «Estoy realmente destrozado. Mi error ha anulado todo el trabajo del equipo y es algo que siento mucho. Hemos tenido un coche fantástico durante toda la temporada, así que estoy muy decepcionado por mí, pero también por ellos. ¿Qué podemos hacer ahora? Es difícil decir cualquier cosa, pero sí quiero felicitar a Ogier por el trabajo que ha hecho para ser campeón. Se lo merece. El final no ha sido ideal, pero teníamos que intentarlo y creo que todos hemos tomado riesgos. Esta vez me ha tocado a mí la peor parte».

    Sobre su accidente, el piloto de Toyota ha añadido: «Al iniciar el tramo, el SS11, había mucha agua sobre el asfalto, pero sentí que estábamos haciendo una especial limpia y ordenada. Cuando empezó a nevar pensé que tendríamos que ir más lento. La nieve empeoró la adherencia, pero tampoco era mala. Frenamos suave para una curva de derecha, pero la superficie había cambiado y el coche se sintió como si estuviera sobre cristal. No pudimos detenernos. Todo nos cogió por sorpresa, aunque teníamos el cambio de superficie en las notas. No pensé que fuera tanto, pero está claro que me equivoqué en mi apreciación».

    Fotos: Toyota Gazoo Racing