¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    ¿Es el Fiat Punto tan inseguro como dice EuroNCAP?

    Ante la alarma que puede provocar entre los consumidores, en Motor.es queremos aclarar el porqué de las cero estrellas del Fiat Punto en EuroNCAP. Eso es ahora, en 2005 sacó cinco estrellas. Las valoraciones son mucho más duras y faltan elementos de seguridad que antes eran de serie.

    Qué coche tan malo, que recibe un impacto lateral y apenas se arruga la carrocería. Eso sí, el airbag lateral brilla por su ausencia

    A buen seguro esto ha sentado en Fiat como un puñetazo en el estómago. Resulta que el Fiat Punto ahora es, según EuroNCAP, el peor coche europeo a la venta. La razón, tener el dudoso honor de ser el primer "cero estrellas" que no viene de un fabricante de dudosa reputación.

    En primer lugar, debo decir que es profundamente injusto lo que pasa con este coche, porque no es cierto que sea un coche inseguro o poco recomendable. Tampoco es un problema de edad, estructuralmente es igual de seguro que lo era cuando salió al mercado en 2005 como Fiat Grande Punto.

    En todo caso es menos recomendable... frente a un competidor más moderno

    Debemos huir de cualquier razonamiento que quiera equiparar la seguridad del Fiat Punto con la de un coche chino, o uno fabricado para países emergentes, donde la vida de los clientes no tiene valor a la vista de los resultados que publican Global NCAP y Latin NCAP. Quiero que miréis estas dos imágenes y que busquéis diferencias.

    Fiat Grande Punto (2005, izquierda) y Punto (2017, derecha)

    Veo que uno de los coches es azul, y el otro blanco. Uno tiene tres puertas, el otro cinco. Las pegatinas están en ubicaciones diferentes. Por lo demás, veo prácticamente la misma deformación estructural, hasta el capó parece arrugarse igual. Es, en teoría, lo que debería pasar, repetitibilidad y reproducibilidad, si la prueba es la misma, el resultado igual, ¡de frente!

    En 2005 el Fiat Grande Punto era uno de los subcompactos más seguros del mercado. Era muy frecuente por entonces que los modelos de generación previa sacasen como máximo cuatro estrellas, o incluso tres; el italiano era de los mejores. Solo hay que ver los resultados de entonces (ver en EuroNCAP) y los de ahora (ver en EuroNCAP), ha cambiado la forma de puntuar, pero el coche no, al menos para bien.

    En algunos aspectos, es cierto que Fiat no tiene perdón de dios. Cosas como los airbags laterales y de cortina son opcionales, como en su día lo fue el reposacabezas de la plaza central. EuroNCAP ha tenido muy en cuenta esto, para mal. Que eleven el coche unos cientos de euros y pongan todos los airbags que tenía, aunque sea el básico básico.

    Como comentó mi compañero Antonio Fernández, bajo los criterios actuales no es un coche tan bueno. En el apartado de sistemas de seguridad obtiene un cero. Se le reconoce el chivato de falta de abrochado del cinturón de seguridad del conductor y el aviso de exceso de velocidad (opcional). Ya.

    No ha puntuado por tener un sistema de frenado automático ni en carretera ni en ciudad (AEB), ni control de velocidad activo, ni una cámara frontal que lea las líneas de la carretera. Tampoco tiene un capó activo, ni chivatos en las plazas traseras.

    Y la edad no es un problema. El Opel Corsa E (2014), que básicamente es una actualización profunda del Corsa D (2005) saca muchísima mejor puntuación por el control de estabilidad de serie, asistencia a la velocidad, chivatos de abrochado en todas las plazas, airbags laterales (de serie), etc. Estructuralmente no esperéis diferencias importantes. Tiene 4 estrellas y "12 años".

    Así que sí, EuroNCAP permite decir, con los criterios actuales, que un "cero estrellas" permite que se abran las cinco puertas tras un leñazo a 64 km/h contra una barrera que simula una embestida frontolateral con otro coche. Si fuese un "cero estrellas" como los que hay en la India, Latinoamérica, África... los pasajeros no tendrían que molestarse en abrir las puertas, estarían muertos.

    En esos mercados sí podemos encontrar que no hablamos del "mismo coche": aceros de peor calidad que se doblan como la mantequilla, menos puntos de soldadura, inexistencia de airbags... eso sí que son cajas de muertos. El Fiat Punto es un modelo que lleva 12 años en el mercado y ha sido superado en muchos aspectos, pero no es de repente una tumba móvil.

    EuroNCAP se ha ido poniendo más estricta con los años y Fiat no ha hecho nada por remediarlo

    Ahora bien, Fiat bien podría haber implementado en este modelo tecnologías como la cámara frontal (frenado automático en ciudad, detección de peatones y marcas viales...), los chivatos para las cinco plazas, o cuatro airbags delanteros/laterales sin pagar un céntimo de más. Entonces sacaría mucho más de cero estrellas, pese a ser un modelo "viejo".

    Este mal resultado puede sentenciar a muerte al Punto. Se ha mantenido 24 años (se incluyen generaciones precedentes) en el top 20 de ventas en Italia, en septiembre se cayó. Las versiones básicas están a tiro por lo que piden algunos fabricantes por coches más pequeños. En España se vende desde 7.590 euros, con su letra pequeña, claro. ¿Cuántos coches del segmento B se ofrecen con semejante tarifa?

    Podemos entender que Fiat haya prescindido de ciertos "lujos" para permitir ofrecer precios tan agresivos. Pero da igual que comparemos un Grande Punto de 130 CV con acabado Sport o el más pelado de los Punto actuales, en caso de accidente su estructura de deformación programada actuará exactamente igual. Que yo sepa, el acero es de la misma especificación y no se han ahorrado puntos de soldadura.

    Ahora bien, la verdad sea dicha, un Punto actual, si se compara con un subcompacto con sistemas de seguridad activa, es menos seguro en el sentido de que pone menos de su parte para evitar un accidente. Eso es la seguridad activa. En cuanto a seguridad pasiva, que es la que reduce las consecuencias de un accidente cuando este ya es inevitable, no se merece cero estrellas, especialmente si el dueño se ha rascado el bolsillo y ha pagado por los airbags laterales y de cortina.