¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Especial Nissan LeafEl Nissan Leaf y la odisea del fin de semana

6

Tras una agradable semana con el eléctrico, toca adentrarse en el fin de semana, sin un punto de recarga definido, visitas improvisadas a puntos públicos y privados y mucho agobio por su autonomía. Las escasas infraestructuras todavía no son suficientes para poder optar por un coche eléctrico sin una toma en casa o en el trabajo. Improvisar con un Leaf no es una buena idea.

Una vez que nos adentramos en el fin de semana, comienza mi duda más temida: ¿Dónde cargaré un Nissan Leaf si no tengo un punto en el domicilio? Como Madrid tiene numerosos puntos no me preocupo demasiado. No obstante la mayoría son de recarga convencional y por tanto no me servirían puesto que no voy a abandonar el vehículo durante 8 horas a su suerte mientras recarga las pilas. Otra opción son algunos centros comerciales donde supuestamente se han instalado puntos de recarga y mientras disfruto de una mañana de compras, el Leaf podría recuperar su energía.

Por último, y una de las opciones más viables es acceder a uno de los tres puntos de recarga rápida que ofrece Nissan en Madrid. Como además tengo uno relativamente cerca de mi domicilio, voy a optar por esta última opción. Mi sorpresa y no con mucha autonomía es que al llegar a esta Nissan con estación de recarga rápida, la máquina me pide una tarjeta para poder empezar la operación. Con el Nissan Leaf viene una tarjeta, pero para mi decepción sólo funciona con otro tipo de puntos de carga repartidos por Madrid. Esto ya no me gusta del todo, pues si el objetivo es vender Nissan Leaf, la escasa infraestructura que existe para el coche eléctrico debería estar mucho más estandarizada.

Nos atiende un comercial que nos dice que su compañero que es quien lleva el Nissan Leaf no trabaja los sábados y que sólo él tiene la tarjeta que podría cargar el coche. El siguiente error es que el concesionario no disponga de más tarjetas para ayudar a los clientes en momentos críticos como el mío. Además, este comercial nos recomienda que antes de ir a una Nissan a recargar, llamemos y planifiquemos que podremos usar el punto (para verificar que no existen averías y que todo estaría preparado). En mi caso ya veo una desventaja importante y es el factor tiempo. El ahorro que uno consigue en combustible con un eléctrico, puede tornarse en pérdida de tiempo en estos sentidos. No obstante, el comercial amablemente me facilita la gestión para poder cargar el coche eléctrico en un centro comercial de la zona donde le aseguran que puedo cargar el vehículo.

Mi segunda sorpresa es que al llegar a este centro comercial no solo no encuentro ninguna plaza disponible para coches eléctricos (todos ocupados por coches de combustión), sino que además no existe tal toma de corriente. Evidentemente mi enfado es exponencial pero además la batería de este Leaf cada vez ve más cerca su fin. Finalmente y acudiendo al modo ECO y una mínima parte de la energía, me desplazo a mi domicilio donde ya apenas me quedan 40 kilómetros (orientativos) que me servirán para acudir a la Nissan a devolver el vehículo.

De toda esta experiencia se concluye que los imprevistos con un Leaf pueden no resultar bien y probablemente lo mejor sea planificar dónde se van a efectuar las recargas. El Leaf sin un punto de recarga en el domicilio puede convertirse en una odisea puesto que acceder a tomas de corrientes públicas o privadas puede resultar, en ocasiones, imposible como ha sido mi caso particular.

Añadir preocupaciones por la autonomía de un coche eléctrico es innecesario y a pesar de que el concepto de movilidad está bien enfocado (cero emisiones), las barreras siguen siendo muy grandes para que sea viable a todos los niveles disponer de un coche 100% eléctrico. No obstante, si uno tiene el tema de las recargas controlado, para la ciudad es toda una gozada de automóvil, de manejo sencillo, con espacio sorprendente y autonomía suficiente para cubrir mucha distancia cada día. El Leaf es un gran coche aunque todavía tienen un enorme camino por recorrer.

Noticias relacionadas

  • Comentario de Jordi
    21/03/2013 (09:34)

    Jordi

    "Hola Javier,Un VE de particular implica disponer de una plaza con carga vinculada, por lo que entiendo que este no es tu caso. La infraestructura pública para uso ocasional."

  • Comentario de Fernando M
    21/03/2013 (09:20)

    Fernando M

    "Yo voy a comprar un ZOE y se que dependo en exclusiva del punto de recarga de mi casa. Por suerte tengo el del trabajo también, pero el de casa se llevará el 95% de las recargas. Oye, si en un futuro se extiende la red de recarga, pues mejor, pero la base para el desarrollo de estos vehículos es la infraestructura vinculada. www.fororenaultzoe.com"

El Nissan Leaf y la odisea del fin de semana
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto