Especial Skyfall Los coches de James Bond (I): Aston Martin DB5 1964

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(17 fotos)

Este mítico deportivo no fue el primer coche utilizado por 007, pero no cabe duda de que fue el más famoso de toda su historia. Fue el primer automóvil convertido en una estrella de cine y el causante de que los coches sean tan protagonistas de las películas como el propio James Bond.

La historia de los coches de James Bond empezó con sencillo Sunbeam Alpine MkV de 1961 en la primera película (“007 contra el Dr No -1962-) y un aristocrático Bentley 4.5 Sport Tourer de preguerra que apareció en la segunda entrega de la saga (“Desde Rusia con amor -1963-). Sin embargo, para la siguiente película se pensó que el agente secreto necesitaba un automóvil más llamativo y, por supuesto, tenía que se británico. Se habló con Aston Martin y la marca aprovechó la gran reperscusión que estaban teniendo las películas de 007 para presentar al mundo su nuevo Aston Martin DB5.

Aunque el coche que James Bond condujo en “Goldfinger” (1964) ya dejó entrever algunos de los artefactos que permitían al espía derrotar a los 'malos'. Sin embargo, fue en “Operación Trueno” (1965) cuando el director de efectos especiales, John Stears, ideó un arsenal de ensueño para que Sean Connerydejase boquiabierto a medio mundo. Un trabajo que incluso le valió a Stears para ganar un Oscar.

Desde las ametralladoras Browning escondidas tras las luces de posición delanteras, los parachoques extensibles, las cuchillas integradas en las tuercas de las ruedas, el escudo antibalas retráctil, las placas de matrícula intercambiables, el dispositivo de rastreo (visionario Fleming en este aspecto adelantándose a los actuales navegadores), el techo corredizo complementado con el asiento eyectable o los lanzadores de aceite, clavos y humo, entre otros.  Si bien, la mayoría de estos dispositivos simulaban su funcionamiento, el efecto en pantalla fue tan logrado que impactó al público y lo convirtió en un mito cinematográfico.

Hablando del coche en sí, el Aston Martin DB5 fue presentado al público en 1963 y la unidad que se llevó al cine, el chasis DB5/1486/R contaba con una de las primeras versiones del motor V12 Vantage (potenciado) aunque con los carburadore!s triples SU, en lugar de los Weber con los que se elevaba la potencia hasta los 314 CV (ésta fue una serie limitada a 65 unidades). Éste en concreto, cuenta con 282 CV, los cuales le permiten alcanzar los 233 km/h de velocidad punta y cubrir el 0-100 km/h en 7,1 segundos. Mediciones oficiales para los modelos estrictamente de serie, ya que en este caso el sobrepeso del “armamento” las reducía levemente.

Solo se hicieron dos unidades con 'todos los extras' para el rodaje de las películas. Una de ellas fue vendida a un coleccionista americano que la compró por 12.000 dólares, la mantuvo intacta, la restauró y la acabó subastando en 2010 por 4.608.500 dólares. De la otra se cuenta que fue robada y se destruyó hacia 1997.

En un par de guiños a este importante coche de James Bond, el agente volvió a conducirlo en Casino Royale (2006) tras haberlo ganado en una partida de cartas y, lo saca de nuevo del garaje en la próxima película de 007 , Skyfall, que se estrena el 31 de octubre. Hasta entonces, en MOTOR.ES seguiremos con esta serie de capítulos. ¡No te pierdas el siguiente!

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto