Otro estudio quiere convencernos del oxímoron del diésel limpio (Euro 6d)

Tras haber recibido un durísimo golpe la reputación de los motores diésel, esta vez es la industria petroquímica la que considera que el futuro seguirá siendo diésel hasta que lo prohíban. Comparan su potencial ecológico con el de los coches eléctricos.

Hoy se ha publicado una noticia que va a dar que hablar. Ha sido aireada por FuelsEurope, una institución que representa los intereses de casi el 100% de las refinadoras de petróleo en Europa y de los que venden el 75% de los combustible de automoción en el viejo continente. Esperad, no matemos al mensajero todavía.

Un estudio ha sido llevado a cabo por Ricardo -consultora y empresa de ingeniería británica- y AERIS, cuyas conclusiones llaman la atención: lo último en motores diésel es casi tan ecológico como los vehículos eléctricos, y en condiciones de uso real (RDE) entre 0 y 30 grados, a alturas inferiores a 700 metros.

La norma Euro 6d, que no es definitiva, tendrá un tope de emisión de óxidos de nitrógeno (NOx) de 168 mg/km hasta 2020 -tras relajar los límites legales-, y a partir de ahí, 120 mg/km. Eso aplica en la carretera, el tope de Euro 6 para laboratorio se fijó en 80 mg/km y se incumple sistemáticamente. Ambos estudios afirman que se podrá cumplir la legislación con lo último en petroleros.

Los límites de emisiones para Euro 6 RDE (fuera de laboratorio) fueron aliviados para que fuese posible cumplirlos en el mundo real

AERIS y Ricardo afirman que los diésel Euro 6d tendrán unas emisiones de partículas muy bajas, que también cumplirán la legislación. Es más, la mayoría de las partículas generadas vendrán más del desgaste de neumáticos y pastillas de freno que de los escapes, y que pasará de forma análoga en los vehículos eléctricos o de cualquier otra tecnología.

Bien, esto es muy discutible. Los vehículos híbridos tienen un desgaste de frenos inferior al de vehículos térmicos sin recuperación de energía en la frenada (en el sentido de que esa energía pueda luego impulsar el vehículo), y los eléctricos tienen un gasto de frenos testimonial. Por lo tanto, la afirmación respecto a las partículas es harto atrevida.

El desgaste de los neumáticos y resuspensión de partículas (del asfalto al aire) sí que es menos dependiente del tipo de motor, lo demás no

Sí es más factible concluir que los escapes de los diésel Euro 6d pueden ser muy limpios, para ello han de utilizarse varias tecnologías que tratan los gases de escape. La experiencia de los últimos años nos demuestra que esa limpieza no sale barata ni a los fabricantes (más costes de desarrollo) ni a los usuarios (pérdida de fiabilidad y mayor riesgo de averías en sistemas auxiliares) ni a los sistemas de salud pública europeos.

El motor diésel del Mercedes E 220d es uno de los más limpios del mercado a día de hoy

Desde el otro lado de la barrera, la ONG Transport & Environment considera que "la bola de cristal de la industria del petróleo cree que las emisiones de los coches nuevos en la carretera serán tan bajas como en las pruebas -pero la historia sugiere que es un planteamiento muy optimista". Me uno a ese razonamiento, pecan de optimistas.

El quid de la cuestión es que los vehículos eléctricos no tienen más emisiones que las que producen sus ocupantes al respirar o al producir flatulencias de origen digestivo. Desde que son nuevos, hasta que se van a un desguace, esto no tiene discusión. Los diésel no tienen la misma eficacia tratando los gases de escape cuando son nuevos que cuando tienen ya sus años.

AERIS y Ricardo creen que el 99% de las estaciones de medición de la calidad del aire en Europa no darán alertas por contaminación en 2030. ¡Fantástico! ¿Y qué hacemos durante los siguientes 13 años, esperar? Creen que los diésel "limpios" (ya podemos ponerlo en duda) tendrán beneficios en la calidad del aire comparables a un despliegue amplio de coches eléctricos.

Hace tres años comprendimos el alcance de las mentiras sobre la "limpieza" de los motores diésel, y costará que volvamos a confiar en las mismas promesas

La tecnología Clean Diesel tiene todo por demostrar, sobre todo viendo el chasco de las denominadas hasta la fecha como "Clean Diesel", que se lo pregunten a los norteamericanos. Los coches eléctricos tienen mucho más acreditada su eficiencia y limpieza por razones que caen por su propio peso.

Otra perla de AERIS y Ricardo: "el foco se ha de poner en los vehículos más antiguos y otras fuentes ". En cristiano, que hay que vender más coches nuevos, a ser posible que consuman petróleo refinado por sus representados. Lo siento, cuesta ser equidistante en este asunto, huele a cortina de humo porque hemos perdido la inocencia.

Supongamos que tienen razón y los diésel Euro 6d serán la repanocha de limpios. Sus elevados costes de adquisición y mantenimiento seguirán haciéndolos menos atractivos, sobre todo frente amenazas de grandes ayuntamientos de vetar a los vehículos de combustión interna. Sean lo limpios que sean, también les dejarán fuera algún día.

Buen intento, FuelsEurope. Casi cuela.

Por cierto, de las emisiones de dióxido de carbono (CO2), responsables del aumento del efecto invernadero y la temperatura media del planeta, ya hablamos otro día. Los coches eléctricos generan menos emisiones (en el lugar de generación) que los diésel, pero se les ha debido olvidar...

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×