¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Europa pone fecha de caducidad al motor de combustión

    La Unión Europea pondrá fecha de caducidad al motor de combustión

    La Unión Europea está lista para anunciar el fin del motor de combustión. Las nuevas y restrictivas normativas de emisiones pondrán punto y final a la comercialización de automóviles con motor de combustión. El futuro será solo para los coches eléctricos de batería y los de pila de combustible de hidrógeno.

    En la industria del automóvil en Europa hace tiempo que se viene hablando de dos fechas que se sitúan como clave para el futuro de un sector que es importantísimo. Se trata del 2030 y del 2035. Desde hace unos cuantos meses, hemos venido siendo testigos de cómo determinados fabricantes han puesto el punto de mira en dichos años a la hora de presentar sus planes estratégicos.

    El sector del automóvil europeo se encuentra inmerso en un proceso de transición hacia la movilidad eléctrica. Una transición que debe culminar, o eso se pretende, en el año 2035. Para entonces, el motor de combustión debe ser historia y la electrificación del parque automovilístico completada. Pero, ¿es posible alcanzar tan ambicioso objetivo? Las autoridades europeas están decididas a ratificar este compromiso. Prueba de ello es que Europa va a poner fecha de caducidad al motor de combustión.

    Motor de combustión
    El motor de combustión será sentenciado de muerte por la Unión Europea

    La Unión Europea dará la última estocada al motor de combustión

    Debemos marcar en nuestros calendarios el próximo miércoles día 14 de julio de 2021. ¿El motivo? Será la fecha en la que la Unión Europea anuncie el fin del coche con motor de combustión. Un anuncio histórico que marcará un antes y un después para el sector automovilístico. Pero, ¿cómo será posible acabar de manera tajante con una tecnología que ha sido predominante? Pues ni más menos que a través de unas normativas más exigentes.

    La entrada en escena de unas normativas de emisiones muchísimo más exigentes harán imposible la comercialización de coches con motor de combustión. Por lo tanto, y aunque no se anuncie de manera abierta la desaparición del motor de combustión, las normativas harán inviable su continuidad. Por lo menos en el mercado de turismos. La norma Euro 7 no es más que un primer atisbo de lo que ya empieza a vislumbrarse en el horizonte.

    A partir del año 2035 no será posible vender automóviles con motor de combustión en el territorio europeo. Una medida que, lógicamente, afectará también a los coches híbridos (HEV) e híbridos enchufables (PHEV). Los coches ya matriculados podrán seguir circulando. Sin embargo, y en base a la situación actual y la evolución de la que hemos sido testigos, no es descabellado pensar que, para entonces, habrá una mayor cantidad de restricciones a la movilidad.

    El la Unión Europea, el futuro es para coches eléctricos como el Ford Mustang Mach-E

    Los fabricantes vienen preparándose para la «muerte» del motor de combustión

    Tal y como hemos señalado al inicio del artículo, hace tiempo que estamos siendo testigos de cómo grandes colosos de la industria del automóvil ponen fechas y plazos para culminar su proceso de transición hacia la movilidad eléctrica en Europa. Es más, podemos tomar como ejemplo a la propia Audi, una de las marcas premium de referencia. La firma de los cuatro aros ha sido bastante clara en la estrategia que seguirá.

    Audi tiene previsto introducir en el año 2025 su último nuevo modelo con motor de combustión. A partir de 2026 todos los nuevos modelos de Audi presentados serán exclusivamente eléctricos y para 2033 pondrá punto y final a la producción de motores de combustión. Una vez más, un fabricante de automóviles establece su particular fecha de caducidad para el motor de combustión que nos permite poner el punto de mira en el periodo de tiempo fijado entre 2030 y 2035 respectivamente.

    Un futuro protagonizado por el coche eléctrico y de hidrógeno

    La Unión Europea vislumbra un futuro en el que solo haya dos tecnologías presentes en los concesionarios. Por un lado los coches eléctricos de batería y, por otra parte, los coches de pila de combustible de hidrógeno. En cualquier caso, dos tipos de automóviles que no generan emisiones locales. Son muchos los retos que deben ser superados, desde el punto de vista de España, para que se pueda materializar tan ambiciosa hoja de ruta y, sobre todo, para evitar que nadie se quede atrás en esta transición.